Categorías
Televisión

El caso de Intereconomía: nunca es bueno que un medio de comunicación desaparezca

Esta noche andan diciendo por las redes sociales que el cierre de Intereconomía (no sé si del grupo completo o sólo de la cadena de TV) es inminente. La información la da Enrique de Diego, señor relacionado con la cadena desde sus inicios y recientemente despedido de la misma.

Lo comenté con alguien cuando desapareció Veo7 y lo mismo cuando desapareció el periódico Público: nunca es buena noticia que un medio de comunicación desaparezca. Debemos disponer a la vez de pluralidad y objetividad en la televisión. Y en este caso la cuestión es que muchos se sentirán tentados de saltar de alegría y celebrarlo, sobre todo como revancha por la ética, digamos, cuestionable que practicaba la cadena que se jactaba de decir la verdad y sólo la verdad.

Yo nunca vi la cadena. No comulgaba con su estilo, no comulgaba con su línea editorial ni mucho menos comulgaba con su discurso. El único consuelo que desde este lado de la pantalla soy capaz de percibir es que, si finalmente Intereconomía desaparece (que la noticia ha salido únicamente en ese medio y no descarto que el señor de Diego haya dicho eso para tratar de vender más ejemplares de su libro), con ella se desvanezca la crispación que tanto daño estaba haciendo a nuestra sociedad. Y pese a todo me sentiré un poco menos plural.

Enlaces de interés:

8 respuestas a «El caso de Intereconomía: nunca es bueno que un medio de comunicación desaparezca»

> con ella se desvanezca la crispación que tanto daño estaba haciendo a nuestra sociedad

Yo creo que más bien esta gente era una cadena de humor. No crispaba a nadie, sólo hacía reír. Las noticias y los debates estaban tan sesgados que era imposible tomar sus posturas en serio. Las crispaciones las crean desde más arriba, por desgracia.

Por el resto, coincido con la reflexión. El grupo es lo que es, pero es un medio menos y no debería ser motivo de celebración.

Ciertamente, aunque tuviese bastante gente en contra de esta cadena, es una ideología menos. un medio de comunicación menos… Están diciendo de que puede sustituirse con redes sociales como Twitter… Espero que el periodismo no acabe sustituyéndose por nada de esto.

Saludiness!

Personalmente, si cierran, aunque seamos menos plurales, me voy a alegrar.

Primero porque no puede ser que una cadena que es claramente ultraderechista y franquista juegue con el concepto de la libertad de expresión para divulgar el fascismo y la xenofobia, ideologías que precisamente desean acabar con esa libertad de expresión. Es como si alguien te pegara una paliza y alegara de que tiene completa libertad para darte esa paliza porque vivimos en una democracia. Ajá.

Segundo porque, como ciudadano residente en Cataluña y hablando en nombre de todos los semejantes, nos avergüenza bastante que seamos objeto de todo tipo de descalificaciones sólo por haber nacido donde hemos nacido. Y eso que por aquí sólo vemos Intereconomía a través de los cortes que enseñan en el APM.

Se puede ser más plural conservando la ética. Y en Intereconomía no tienen ética. Si no quieren verse en la calle, que informen y opinen de un modo más moderno y no mostrando nostalgia a la dictadura.

Me parece que la opinión de Miguel López no es libre, o por lo menos no conoce todos los puntos. Y lo digo porque él mismo reconoce que sólo ve lo que le quieren enseñar en «Alguna pregunta més?».

Está claro que la cadena Intereconomía es de derechas, pero igual que se conocía que Público es de izquierdas. Lo que siempre me he preguntado, es porqué los de derechas pasan enseguida a ser la ultraderecha, y los de izquierdas nunca pasan a ser ultraizquierda…

Hasta la llegada del TDT, la televisión no tenía canales de derechas. Casi todos eran de izquierdas, si obviamos las cadenas públicas que siempre llevan la redacción del gobierno de turno. Y no digamos en Cataluña, dónde tuve la suerte de vivir cinco años y las tres cadenas que había eran todo uno… y no existía discrepancia posible. La calle, gracias a Dios, era otra cosa.

Así que a mi no me parece mal que haya canales de derechas, como tampoco que haya canales de izquierdas. Cada uno va a ver lo que quiere oir… quizás ese sea el problema.

Por cierto… A mi «Punto pelota» me gusta… no sé lo que durará… Un saludo.

Para mí el verdadero problema de Intereconomía no es que siguiera una ideología concreta, sino que manipularan tan descaradamente o que insultaran a según qué colectivos (LGTB, etcétera). Veo7 también era de derechas y sin embargo yo veía sus reportajes de investigación, me parecían bastante buenos, igual que tampoco percibía que fuera tan «exagerado» (salvo «La vuelta al mundo»).

Tú mismo lo has dicho. Nunca es bueno que un medio de comunicación eche el cierre. Pero Intereconomía TV (al igual que el resto de medios del grupo), lejos de ser un medio de comunicación, no ha sido más que el medio propagandístico de un partido político como ha sido en este caso el PP, pues no hay más que ver la campaña que han hecho contra el resto de formaciones políticas y sus dirigentes (especialmente con PSOE y Zapatero y Rubalcaba). Y por si fuera poco han cargado duramente y con insultos muy graves contra protegidos de la formación socialista, aquí ejemplos:
– Llamar puerca, zorra repugnante y fábrica de degenerados a una Consellera Catalana de Sanidad del PSOE.
– Insultar a Beatriz Montañez («El intermedio») llamándola «puta» (en realidad le instaron a que dijese la verdad a su madre que no era periodista, sino que se dedicaba a ejercer la profesión más antigua del mundo) sólo por ser de izquierdas.
– La campaña contra el día del orgullo gay y sus continuos ataques hacia ese colectivo.
– Decir que los africanos no pueden usar preservativos por manicura, clima y analfabetismo.
– Insultar a una transexual sólo por figurar en las listas del PSOE madrileño.
– Arremeter duramente contra una comunidad autónoma como es Andalucía tachando a sus habitantes de analfabetos, catetos, rurales y demás lindezas sólo porque el resultado de las últimas elecciones andaluzas no se correspondía con lo que ellos deseaban.
Todo eso un medio de comunicación serio, hecho y derecho nunca lo haría. Y de verdad, si hay gente que defiende estas incoherencias es para hacérselo mirar, porque vamos, no creo que haya nadie con dos dedos de frente que apoye este tipo de guerras psicológicas y esas ganas de hacer daño.
Lo malo del posible cierre de Intereconomía es que gran parte de la gentuza esta, de las caras conocidas me refiero, terminará en TVE, probablemente en detreimiento de los que están ahora y que son bastante mejores.

Esto me recuerda a las mil y una veces que se a discutido sobre cerrar TeleMadrid, en realidad es un canal público y el medio en ese caso sí que sería una pena que desapareciese. Lo que hace falta es que cambie la línea editorial de forma drástica.

Pero no con Intereconomía, no pienso igual, es un medio manipulador, mentiroso, no es su línea editorial, y sus redactores de opinión, no, son los engaños que cada cierto tiempo causan un revuelo tremendo, patético, es por eso por lo que en mi opinión sí que veo razonable el cierre de ese medio (no obligado, ni por ley, porque eso sería excesivo) pero si por mí fuera a diario recibirían boikot por parte de todos.

Un saludo y respeto tu punto de vista :)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.