Migrar WhatsApp de iOS a Android

Sabemos que WhatsApp es una aplicación de chat especial en algunos aspectos. Que no tenga un servicio en la nube sino que sea una app que sincroniza la app principal con las apps compañeras (como la del ordenador) ha sido siempre una diferencia sustancial con otros servicios como Telegram, y esto hace que algunas cosas que en otras apps son triviales o innecesarias en esta son obligatorias, y además no sencillas de resolver.

Una de ellas es la migración. En otras apps basta con iniciar sesión y tienes tus chats allí, esperando. En WhatsApp hace falta migrarlos. Esto en la misma plataforma es sencillo, pues basta con restaurar la propia copia de seguridad del sistema operativo. Pero cuando pasas de iOS a Android o viceversa hay que usar otros mecanismos.

Hasta hace no mucho esta migración o era absolutamente imposible o pasaba por usar aplicaciones como WonderShare Dr.Fone, que implica la instalación en el móvil de una app parcheada que a mí personalmente me parece sospechosa. Este tipo de soluciones de terceros que requieren hacer cosas no oficiales muchas veces llevan aparejadas una serie de concesiones en cuestiones de seguridad y privacidad que personalmente no me gustan especialmente.

Desde hace unos años sí que es posible realizar la migración de WhatsApp de iOS a Android y viceversa, aunque con algunas concesiones. Obliga a transferir el contenido del móvil usando el mecanismo oficial de ambos fabricantes, lo que hace que solo pueda transferirse en el momento de configurar el móvil.

Pero además en el caso de iOS a Android hay una cosa extra. En el asistente hay un paso en el que te solicita conectar el iPhone al móvil nuevo directamente con un cable Lightning a USB. Y esto implica que en algunos casos lo mismo necesitas un adaptador OTG de USB-C a USB-A si no tienes un cable USB-C a Lightning. Además en mi caso se hizo un lío con el power delivery y no terminaban de conectarse (el iPhone no dejaba de pitar).

El apaño lo acabé haciendo con el hub USB-C del ordenador conectado al móvil, conectado a su vez a un cargador para que hubiera corriente suficiente para todo, y un cable USB-A a Lightning para conectar el iPhone. Y aun así a media transferencia salió un error que hizo que me asustara un poco.

Es importante además usar este cable USB-C para conectar el móvil. El asistente va a sugerir conectar los dos dispositivos por WiFi Direct, pero si elegimos esta opción solo nos va a permitir transferir contactos, calendarios, fotos y mensajes normales, no la copia de seguridad de WhatsApp.

WhatsApp tiene una guía de doce pasos que hay que seguir muy al pie de la letra para que esto funcione. Por esto a mí me costó tres intentos hacer que funcionara. Pero aun así creo que debería haber un método basado en algún tipo de transferencia en la nube para facilitarlo todavía más, porque no tantas personas hacen una transferencia de un teléfono antiguo a uno nuevo. Y, si pudiera ser, sería todavía más ideal que este proceso estuviera basado en sus propios servicios y sistemas, y no montándose encima de los del sistema operativo, ya que esto acaba haciendo que sea un poco más enrevesado (en vez de simplificarlo, que es lo que en principio creo que perseguían).

Por cierto. Diciembre de 2023 y sigo esperando la app de WhatsApp para iPad. La beta más larga de la historia. Literalmente es la única app que echo de menos.

Imagen superior por Helar Lukats (Creative Commons Attribution-Share Alike 4.0 International)


Publicado

Etiquetas:

Categorías:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.