De spam y la imaginación de quienes lo envían

Photo by Hannes Johnson on Unsplash

Hace no mucho tuve una oleada bastante grande de spam en una web que gestiono. Hablamos de más de 10.000 comentarios en un blog que casi no tiene ni actividad ni tiene un tráfico ni un posicionamiento especialmente importante, por lo que me sorprendió.

En ese caso la cosa se resolvió fácil: un plugin para eliminar todos los comentarios pendientes (no me preocupa haberme llevado por delante algún comentario de verdad, porque sinceramente no creo que existiera) y configurar Akismet para evitar los comentarios no deseables que puedan enviar después. Este spam es el que podemos esperar cuando tenemos cierta actividad en Internet.

Lo que no me esperaba son las otras formas de mensajes no deseados que he llegado a recibir, y como yo, mucha más gente. Desde eventos a través de Google Calendar a invitaciones no deseadas a grupos de Facebook Messenger (que por suerte son fáciles de ignorar) pasando por la que me ha llamado más la atención últimamente, y que no esperaba ni lo más mínimo.

Resulta que tengo una lista de reproducción colaborativa, “Canciones que hablan de ciudades”, y habían añadido bastantes canciones que no esperaba (y que desde luego no cuadran con la temática de la playlist). De hecho quien las había añadido era su propio creador, lo que me hace pensar que, bueno, que era una forma un poco sutil de spam.

La “A” del avatar de la derecha, que indica la persona que añadió la canción, es de Alexander.

Lo que me parece más curioso es que creo que esta es la primera vez que publico un enlace a esa lista de reproducción. En realidad tengo listas que me parecen más chulas y que comparto más, como Portugal bonito.

En fin. He eliminado ya las canciones pero no tengo dudas de que esto volverá a suceder, porque Spotify además no ofrece forma de permitir que solo personas determinadas añadan canciones a una lista de reproducción.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.