Categorías
Tecnología

Cafeteras de cápsulas, campos vallados

Los campos vallados siempre me han despertado alguna antipatía. Y justo estos días me di cuenta de un campo vallado en el que no había reparado: el de las cafeteras de cápsulas. Cada vez son más asequibles y más variadas, pero tienen un problema: las cápsulas no son compatibles entre sí.

Es decir, podemos elegir una Tassimo, una Dolce Gusto, una Nespresso o (mi más reciente descubrimiento) una Delta Q. Hay mil modelos de mil fabricantes. Pero una vez elijamos una cafetera, tenemos que quedarnos con ella y tenemos que comprar su café y únicamente su café. Y las cápsulas compatibles están empezando a aparecer, pero seguimos estando limitados por los fabricantes de estas cápsulas.

No me acaba de gustar la idea de que por elegir una máquina u otra no puedo elegir el café que me dé la gana, a pesar de que las gamas sean cada vez más amplias. Sobre todo ahora que estoy empezando a ser más selectivo con el café que tomo (tomando menos pero de mejor calidad).

Eso sí: hablo desde el punto de vista del que no tiene una cafetera de cápsulas. Y el café que he probado de cápsulas (Nespresso y Delta Q) está rico. Si encuentras tu café preferido está disponible en formato cápsula, me parece buena idea comprar la cafetera de cápsulas, por conveniencia. Sobre todo si tomas un café de vez en cuando: a mí me da pereza poner mi cafetera italiana para tomarme un café esporádico en casa. Bueno: más que ponerla, me da pereza limpiarla después.

¿Será mejor idea comprar una cafetera espresso que una de cápsulas? Al menos ahí literalmente puedes usar el café que te dé la gana, incluso el que puedas cultivar y tostar tú mismo.

Imagen por Brian.

4 respuestas a «Cafeteras de cápsulas, campos vallados»

Mi opinión es que las cafateras Nespresso está muy bien si quieres iniciarte en el tema del café de calidad, luego si realmente te gusta el paso a las cafeteras Express natural, no se puede comparar la calidad de un café arábica de primera, preparado en una buena máquina con el de las Expresso.

El tema es que en ese caso te habrás gastado un dinero en una cafetera y en café… cuando podrías habértelo ahorrado comprando la buena máquina express desde el principio. No sé si me explico.

Buenas tardes! La verdad es que yo también era del club de las cafeteras de cápsulas, me la regalaron hace años y durante un tiempo la estuve usando. Es cierto lo que tu dices, que al final la marca te condiciona adquirir sus cápsulas y cuesta dar con tu café preferido. Al final opte por adquirir una cafetera italiana, comprar un molinillo de café y ser yo quien muele el café antes de prepararlo. He notado muchísima diferencia, ahora sí disfruto de mi café. Ahora con el boom de las cafeteras express me está entrando el gusanillo de adquirir una y así poderme preparar diferentes variedades de café. Un saludo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.