¿Os acordáis del melocotonazo de canción que mencioné hace unos días? Pues resulta que ha ganado Sanremo 2024 y que va a Eurovisión. No hacía falta ser un genio para suponerlo, porque es un temazo.