Categorías
Personal

Viaje a Galisteo (octubre de 2012)

El fin de semana del diecinueve de octubre tuve la oportunidad de viajar con mis dos amigos Luisma y Álex  al pueblo natal del primero, Galisteo. El objetivo era un asunto de la universidad pero, la verdad, tuvimos tiempo de ver el pueblo y de disfrutar también.

Yo, personalmente, no conocía Galisteo y la verdad es que el pueblo me ha gustado bastante, aunque he notado que podría estar bastante mejor conservado. Reconozco que yo vengo de Trujillo, una ciudad con un patrimonio bastante bien conservado, y de que he visto ciertas cosas no me ha quedado otra que llevarme las manos a la cabeza. Por ejemplo, ese depósito de agua dentro de un palacio del que, además, ahora solo se conserva uno de los torreones por haber volado el resto hace muchísimos años.

Os puedo recomendar visitar ese pueblo, la verdad, porque aunque esté mal conservado la verdad es que es bonito. Y sobre todo si hablamos de su gente. Hacía tiempo que no me sentía en un pueblo, porque la gente (al menos el fin de semana que he estado allí) es encantadora. He hecho fotos, como de costumbre, y las que son públicas os las pongo aquí debajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.