Categorías
Personal

No estoy hecho para estarme quieto

Algo de lo que me doy cuenta cada vez que amago con tomarme unos días libres es que no soy una persona que esté hecha para estarse quieta. Cada vez que acabo una época de exámenes, por ejemplo, intento tomarme una semana para descansar, ponerme en orden y bla bla bla. Las narices.

A los dos días estoy siempre más aburrido que una ostra, con sueño recuperado por dos o tres semanas, y medio cuerpo aplanado de estar tirado en el sofá haciendo nada (o peor: viendo la televisión, y nada más). No estoy preparado para eso, necesito hacer algo (aunque no implique movimiento físico).

Haceos una idea. Terminé los exámenes el martes y ya estoy que me subo por las paredes, deseando hacer algo. De hecho, en cuanto reciba los potenciales aprobados, pienso empezar a hacer otras cosas. Y reconozco tener muchísima suerte: tengo cosas por hacer.

Sea lo que sea, como siempre, os tendré informados. Espero tener suerte.

Imagen | Manuel Martín Vicente

Una respuesta a «No estoy hecho para estarme quieto»

Responder a Al 90% | Manu Mateos Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.