#58

Tiempo de lectura aprox: 38 segundos

La radio y la televisión para mí siempre eran el reducto de que hay una parte de la civilización a mi alrededor que está siempre despierta y siempre pendiente. O, corrijo, era, porque cada vez tengo más la sensación de que también son una playlist de enlatados que generan un canal de televisión que no está viendo ni el de continuidad.

Quizá los últimos reductos de verdad sean el canal 24h y Radio 5 «Todo noticias». Porque otros canales de noticias como Euronews también han migrado a un modelo casi automático.

No sé si os pasa; me siento rodeado por la nada, casi desolado, las noches que no puedo dormir y no hay nada a mi alrededor despierto. Ni una luz encendida. Entre que pasa el camión de la basura y empiezan a despertarse los primeros trabajadores diurnos solo se oye el ladrido de algún perro lejano que está, supongo, como yo.

Aunque en realidad también se está extremadamente tranquilo a esas horas. Y si por casualidad estás en exteriores (por ejemplo viendo las estrellas) ese silencio unido a la inmensidad del cielo despejado te hace sentir todavía más pequeñito.


Publicado

Etiquetas:

Categorías:

,

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.