Categorías
Cajón de sastre

Fanta Mezzo: os habréis quedado a gusto

El otro día iba caminando por los pasillos de un supermercado aleatorio (por no decir más marcas de la cuenta) y me fijé en una nueva variedad de Fanta. Me reconozco aficionado a probar refrescos raros, y también reconozco que lo más habitual es que me sienta enormemente decepcionado al probarlos. Me pasó con el Nestea con flor de cerezo, y me ha pasado (todavía más enormemente) con la Fanta Mezzo.

Coca-Cola (y, por extensión, todos los medios que han parafraseado su nota de prensa) dice que es una revolución, una apuesta por la innovación y una edición limitada -que podríamos traducir con «vamos a probar esto aquí, dado que ya lo vendemos en otros países y no parece ir del todo mal»-. Total, al final caí y compré una lata, a ver qué tal sabía eso de mezclar Fanta y Coca-Cola. Lo hacía de pequeño en cada cumpleaños y no sabía mal del todo.

El color no parecía mal del todo: un marrón similar al que recordaba. Pero al ponérmelo en la boca frío… buf. Os voy a decir la verdad. Me sabía a azúcar y a gas. Ni naranja, ni cola, ni caramelo ni nada. No sabía a absolutamente nada. No soy el único que lo piensa.  Probadlo si queréis. Al fin y al cabo es una lata de refresco, no es algo caro. Yo, ya os digo, para mí no vale la pena.

Una respuesta a «Fanta Mezzo: os habréis quedado a gusto»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.