Categorías
Cajón de sastre

Comprar comida para uno: más dificil de lo que parece

La imagen es de Sindi Nero.

Comida precocinada

Algo a lo que llevo enfrentándome desde el año pasado, desde que comparto piso en Cáceres, es a comprar comida para uno (en mi piso, cada uno compra su comida, aunque compartamos cosas). Y algo de lo que me he dado cuenta es de que comprar comida para uno es no difícil, pero sí un poco molesto.

Y es que muchas veces es complicado encontrar raciones individuales sin pagar demasiado por ellas. Hay empresas que no se dan cuenta de que, muchas veces, la comida se pone mala antes de ser consumida. Por poner un ejemplo, nunca compro lechugas grandes porque, antes de terminármelas, ya están en mal estado.

Con razón mucha gente está comiendo precocinados aunque sea sustancialmente más caro, dado que es más fácil encontrar raciones individuales de lasaña de microondas que comprar los ingredientes para pocas raciones (¿quién va a la frutería para comprar un tomate, por poner un ejemplo?).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.