#57

Tiempo de lectura aprox: 33 segundos

Hace unos años vivía cerca de la iglesia, y muchas veces tenía que aparcar delante de ella porque era el único sitio disponible. Pero obviamente no era el mejor sitio, particularmente cuando había entierros (no es plan de tener el coche allí estorbando). Y yo no me enteraba de cuándo los había, porque claro, eso no es algo que se vaya pregonando.

Pues en algún momento llegué a verbalizar que estaría bien, igual que se ponen las honras en determinados lugares públicos del pueblo y se ponen las esquelas en los periódicos, disponer de un espacio online donde colocarlas. Una página de Facebook. Si es público offline, ¿por qué no serlo online?

Fue terminar la frase y darme cuenta inmediatamente de por qué esa sería una idea horrible y que nadie debería llevarla a cabo, y por suerte no había nadie alrededor. Pero bueno, para que se nos ocurra alguna buena idea se nos tienen que ocurrir decenas de ideas horrorosas, ¿no?


Publicado

Etiquetas:

Categorías:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.