Como es de esperar, en estas fechas, todos los universitarios nos enfrentamos a algo decisivo para, probablemente, nuestro futuro: los exámenes finales. En la Universidad de Extremadura, según el calendario académico, el periodo de exámenes comienza precisamente mañana. Aunque no podemos decir que hasta ahora hayamos estado relajados. Después de estar asediados a trabajos de evaluación continua (nótese la exageración), debemos enfrentarnos a los exámenes finales. ¿Alguien más ve la incongruencia?

El caso, realmente, es que toca pelear con las dificultades que se nos plantean. Para bien o para mal, la vida acabará siendo así: pelear contra las dificultades que se nos presenten delante y salir todo lo airosos que podamos. Y que conste: lo hago con gusto. No hay nada que me guste más que un reto.

Únicamente quiero desear a todos mis compañeros (y a los que no son mis compañeros pero también se enfrentan a lo mismo) que se sientan vivos peleando con lo que tienen delante ahora mismo. No nos martiricemos: podemos con ello. Si hay titulados de una carrera, nosotros podemos titularnos también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.