Pocket Casts: de cuando dar feedback da frutos

Sabéis que soy ávido consumidor de podcasts y de radio en diferido (aunque últimamente la verdad es que ha decaído ligeramente la cantidad de episodios por semana). Y hace tiempo, cuando aún usaba Android, adquirí la grandiosa aplicación Pocket Casts para poder escucharlos de manera óptima. Y mi experiencia con la aplicación móvil de Pocket Casts fue grandiosa; tanto fue así que pagué por poder usar su versión Web cuando todavía trabajaba en Deloitte, para poder escuchar podcasts desde el ordenador.

De hecho, cuando me compré el iPhone, fue casi la primera aplicación que compré. Por tanto podemos decir que he pagado tres veces por Pocket Casts: una por cada versión de la aplicación. Al menos la versión para iPad me entra en el lote.

 

Sin embargo siempre pensé que la versión Web, de pago único, no estaba a la altura de la experiencia. Sí, la aplicación siempre tuvo la funcionalidad básica de navegar por los podcasts a los que el usuario está suscrito, escuchar podcasts, marcar como escuchados/no escuchados y de suscribirse a nuevos podcasts. Pero tenía carencias importantes como la falta de una cola de reproducción para poder programar una tirada de episodios y no tener que preocuparte por ir poniendo cada uno cuando se acaba el anterior. Dí repetido feedback? sobre el tema e incluso estuve a punto de desarrollar un cliente de escritorio para Pocket Casts, para los que les pedí acceso a su API.

 

Nunca tuve respuesta y al final me rendí y me pasé, temporalmente, a Podcasts de Apple. Eso requería usar iTunes, lo cual realmente no me molestaba, pero usar iTunes únicamente para usar podcasts era un tanto overkill?.

 

Pero hace pocos días entré, por casualidad, al cliente Web de Pocket Casts, y me encontré con que tenían una beta de una nueva versión. Y, señores, el feedback dio resultado: el cliente, visualmente, ha mejorado mucho (siendo incluso bastante coherente, a nivel visual, con la versión para iPad), y ha añadido funcionalidades como, precisamente, la cola de reproducción que tanto reclamé y que tanto me alegra los días. Incluso estrenan un pequeño cliente Mac (que no deja de ser meter la versión Web en una ventanita) que, con sus fallos, sigue molando bastante.

 

Caray, es bonito y tiene más funcionalidad que antes.

 

Así que ahora he vuelto a mover todas mis suscripciones a Pocket Casts, porque vuelvo a ser usuario de esta aplicación desarrollada por un pequeño estudio australiano. Si no la conocéis, yo os la sigo recomendando. Está disponible en todas las plataformas relevantes (no anuncian ya la versión de Windows Phone, aunque en la tienda sigue estando presente), así que no tendréis problema para acceder a ella. Aunque si no la vais a usar en el móvil yo no usaría la versión Web: su funcionalidad completa viene precisamente cuando podemos sincronizar nuestro progreso en todas las plataformas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *