Nokia MD-12

Me han hecho llegar hoy el Nokia MD-12, un altavoz Bluetooth que, puedo anticipar, voy a disfrutar mucho. Es un altavoz: realmente no cuenta con demasiadas funciones, pero sí que debo reconocer que lo que hace, lo hace de maravilla.

Basta ver el embalaje, en el que lo primero que vemos es el propio altavoz, para reconocer el espíritu de la antigua Nokia. De hecho, aunque el altavoz fue presentado hace muy poco, cuando Nokia ya era parte de Microsoft, todavía incluye el logo de la antigua empresa.

Sus conexiones inalámbricas son simples: el altavoz cuenta con Bluetooth 3.0 para realizar la comunicación entre el móvil, tableta o PC, así como una zona en el lateral del altavoz con soporte NFC para realizar el emparejamiento con móviles y tabletas que cuenten con esta tecnología. Es realmente rápido y cómodo: he probado con un Lumia 925 y ha bastado acercar el móvil al lateral derecho del altavoz para realizar la conexión de manera fácil e indolora.

Si el móvil no cuenta con NFC basta dejar pulsado el botón frontal para poner el altavoz en modo visible, y así conectarlo con el PC, el móvil o la tableta buscando el dispositivo. Una vez conectado basta reproducir música, como si usáramos otros auriculares.Y si queremos utilizarlo con un dispositivo que no tiene Bluetooth basta con conectarlo con un cable de jack de 3,5 milímetros. La batería promete quince horas de autonomía que no he tenido tiempo de utilizar, que cargaremos mediante un cable microUSB cualquiera.

El altavoz da un sonido realmente potente y unos bajos muy profundos; tan profundos que si dejas el altavoz en la mesa es bastante probable que vibre. Por ello cuenta con una base de goma, para amortiguarlo. Un tip: la base está imantada, y si lo ponéis en la caja de un ordenador, una puerta de acero o un microondas veréis cómo los bajos se amplifican. También vale si lo ponéis encima de un mueble cualquiera, aunque si está cerrado (como una cajonera, por ejemplo), mejor.

No hay más botones en el altavoz, por lo que no podemos ajustar el volumen desde él, debiendo hacerlo desde el móvil. También es, por cierto, un dispositivo ideal para tener en el escritorio y usarlo como manos libres; basta pulsar el botón cuando nos estén llamando para cogerlo y utilizar el micrófono integrado en el propio manos libres.

El modelo de altavoz del que yo dispongo es el Nokia MD-12 blanco. Aunque hay modelos en verde, en naranja (que es el de la foto) y en amarillo, haciendo juego con los Lumia.

Sí. Este artículo también tiene enlaces de afiliado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.