HP Stream 7

Ha llegado a mis manos uno de los productos que más ganas tenía de probar: la famosa tableta de 100€ con Windows 8.1. Se trata de la HP Stream 7 y he tenido la oportunidad de poner un ejemplar a punto y de trastear un poco con ella y ver cómo responde ante un uso más o menos normal de una tableta de este tipo.

Se trata de una tablet más pequeña de lo que pensaba: una pantalla de siete pulgadas con resolución 1280×800 que además pesa muy poco y que puede sostenerse perfectamente con una mano. Se carga mediante un cargador microUSB de alto amperaje (2 amperios) que viene incluido en la caja. No tengo nada claro que pueda cargarse desde un ordenador, dado que muchos puertos no entregan la intensidad que podría necesitar esta tableta. Cuenta con 32GB de memoria interna (que se transforman en 23 por la partición de recuperación y de los cuales el usuario dispone de algo más de 18) y un slot para tarjeta microSD.

Nada más encenderla inicia el proceso de configuración de Windows 8.1, solicitándonos el nombre del equipo, la combinación de colores, la contraseña de la red inalámbrica, algunas configuraciones relativas a las aplicaciones y, lo más importante, una cuenta Microsoft que podemos crear en el mismo momento. Si tenemos otra, podemos configurarla. Y lo ideal es que, si usamos un ordenador con Windows 8.1, utilicemos la misma; así podemos sincronizar todo vía OneDrive.

Debo decir que me da la sensación de que las fuentes son demasiado pequeñas. Aunque la pantalla se ve de maravilla (un panel IPS con una resolución bastante buena y un contraste que ya querría mi actual Surface RT). El hecho de tener 1GB de RAM, además, no merma la experiencia de usuario. Y el hecho de tener un procesador Intel permite utilizarla como un ordenador, instalando cualquier tipo de aplicación. No tiene conector HDMI; podemos usar un dongle Miracast como el que ofrece la propia Microsoft para conectarlo a una televisión o a un proyector. Para conectar algo vía USB necesitaremos un adaptador USB OTG, que cuesta bien poquito. Por supuesto cuenta con Bluetooth y WiFi N.

La HP Stream 7 es una tableta que será actualizable a Windows 10 (de hecho podemos instalar ahora mismo la tech preview si nos transformamos en Windows Insiders). Aunque sin duda su precio es lo más llamativo: apenas cien euros (100€) que nos permiten comprarla en muchas tiendas como en la propia tienda de Microsoft, incluyendo un cupón de 50€ en Privalia y un año de suscripción a Office 365 (que, por sí solo, ya tiene un precio mayor del de la tableta), así como un antivirus cuyo funcionamiento no impacta en la experiencia de usuario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.