En Noruega ya se han decidido: en 2017 apagarán su radio analógica para que todas las emisiones del país se hagan por radio digital (RDS). Un nuevo proceso de apagón analógico que, en aquel caso, es posible por la bien extendida cobertura de la radio digital (supera el 90% de la población) y por lo extendidos que están los receptores digitales en los hogares noruegos (un 55% de hogares disponen de uno a día de hoy).

¿Os imagináis que en España hicieran algo así? Es inevitable sustituir las emisiones analógicas por emisiones digitales; las ventajas superan a los inconvenientes, aunque disponemos de un handicap importante: nadie usa la radio digital y habría que sustituir, por tanto, la práctica totalidad de receptores instalados en hogares y coches de nuestro país.

El proceso que tendríamos que llevar aquí a cabo es bastante más largo (y doloroso: cuesta menos comprar una radio de 10 euros que una de 50), pero deberíamos ponernos a ello cuanto antes. Al menos a que la coexistencia sea real. En Noruega comenzaron con la transición en 1995; nos llevan varios años de ventaja.

Aunque los fabricantes también tienen responsabilidad: o bajan los precios de sus dispositivos o nadie los comprará. El Mundo lo decía en 2002, cuando se lanzó a hacer una radio digital. En los móviles también deberían empezar a instalar receptores DAB; en principio es algo que se iba a hacer. ¿Se supo algo más?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.