Tumblr

No quiero sonar como un gurú, eso que vaya por delante. Pero sí que es innegable que ya llevo unos cuantos años por aquí, y cuando empecé, no era difícil ver blogs dedicados a, básicamente, distribuir contenidos curiosos que han encontrado en otros lugares. Yo mismo empecé así, la verdad.

Volvamos la vista a «hoy». No es difícil ver como muchos de los antiguos blogueros han pasado a mantener, simplemente, sites en Tumblr.  Tampoco es difícil ver como hoy es más habitual ver a alguien con un tumblelog que con un blog «a la antigua usanza».

¿Por qué? Desde mi punto de vista, son mucho más fáciles de mantener, mucho más rápidos/ágiles, y acaban atrayendo mucho más para el uso que habitualmente se le da: ver imágenes curiosas, «rebloguearlas» (distribuirlas para tus seguidores) y seguir a gente que nos interesa (porque el componente de red social de Tumblr desde luego tiene mucho tirón). Un click y ya tenemos actualizado nuestro site.

Lo que prima últimamente y lo más habitual, según veo, es curar contenido creado por otros. Crear ya no está tan de moda, más allá de imágenes con Meme Creator y similares. Todos acabamos adquiriendo el papel de content curators y eso, personalmente, me deja con un sentimiento agridulce.

Por una parte, que nuestros contactos adquieran ese papel permite que obtengamos contenido más relevante para nosotros. Por la otra, cada vez se crea y comparte menos contenido. Y no sé qué prefiero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.