Mi primera cámara digital

Este fin de semana ha aparecido en mi dormitorio la que fue mi primera cámara digital. Recuerdo que la compré en eBay, de segunda mano, por 40€ o algo así.

Viéndola hoy, si os soy sincero, me pregunto cómo era posible para mí utilizar ese dispositivo para hacer fotografías. Aun así, eso sí, la mitad de mi perfil en Tuenti (apuf) se llenó con fotografías de esta cámara.

Tiene un impresionante sensor de 3,3 megapíxeles. Interpolados, si no recuerdo mal. ¿Enfoque? Sí, uno, y no ajustable. ¿Macro? Se supone que tiene un interruptor para seleccionarlo, pero lo hace de manera digital. No da buen resultado, como podéis imaginar. ¿Batería recargable? Sólo si son pilas AA y las recargas tú. ¿Grabación de vídeo? Sólo si estás dispuesto a renunciar al sonido. Entre foto y foto, si usaste el flash, debías esperar unos 30 segundos a que volviera a recargarse.

Eso sí. Aunque esta cámara, para los estándares de hoy, sea ridícula, debo reconocer que la conservo porque me acompañó en mis inicios haciendo fotografías y en mis inicios de Internet. Al final tira más lo sentimental que la funcionalidad.

Las fotos de esta cámara las tomé con una Sony a5000, que da unos resultados magníficos en un espacio bastante compacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *