Mi primer ordenador

Old computer
Ordenadores antiguos. Foto por danielhedrick

Siempre digo que, cuando mi primer ordenador entró en casa, para mí fue prácticamente una fiesta. Aunque, revisando mi blog, me he dado cuenta de que nunca os hablé de él.

Mi primer ordenador llegó como un regalo (creo que jubilado de alguna oficina) cuando estaba cursando sexto de primaria, tenía 11 años (hace diez años hoy en día). En aquel momento solo sabía que era de marca Siemens-Nixdorf. No era una torre como tal, sino una caja de estas que eran horizontales y encima de las cuales se colocaba el monitor. Evidentemente no es el de la foto, pero podéis haceros una idea. 

De hecho en aquel momento me fijé en varios detalles: únicamente tenía una disquetera de discos flexibles de 3,5″, disponía de una toma de red de cable coaxial (¡o de un sintonizador de televisión, quién sabe!), y no tenía tarjeta de sonido. Era, básicamente, una máquina lista para que utilizara Word con su teclado mecánico y para que pintara utilizando el Paint con su ratón de bola.

Años más tarde revisé el ordenador y ví sus características técnicas:

  • Procesador Pentium a 150Mhz.
  • 32MB de RAM.
  • Disco duro de, atención, 3GB.
  • El monitor original era de 15» y 800×600. Se averió por una subida de tensión y compramos uno de 17» y  1024×768 (aunque su tarjeta gráfica no era capaz de moverlo con más de 256 colores).
  • Un montón de disquetes con cosas raras que formateé para guardar tonterías. Luego me dí cuenta de que eran los controladores para todos los dispositivos. Quizá fuera eso por lo que la tarjeta gráfica no funcionara.

Aquella máquina, como podéis imaginaros, no me sirvió para mucho más que para ser utilizada como máquina de escribir. Aunque hay que reconocer que su servicio ha hecho durante muchos años. Incluso se fue con mi hermana cuando estuvo estudiando en la universidad (entró otro ordenador en casa, este ya acorde a la época en la que vivíamos), e hizo innumerables trabajos utilizando el mismo Office 97 que venía instalado.

Años más tarde fue desguazado. Una lástima, la verdad. El monitor, por cierto, todavía funciona, y lo utilizamos para jugar y ver alguna película de vez en cuando. No he visto negros más negros que en esa pantalla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.