Aunque hace tiempo que no dedico una entrada de esta, mi bitácora personal, a hablar meramente de mí y de cómo ha sido 2012 para mi no-tan-humilde persona, hoy decido hacerlo porque creo que hay cosas que querría expresar. Como disclaimer digo que este post es meramente personal y que hay un 90% de posibilidades de que no te afecte ni te interese lo más mínimo. Imagen por Joe Lanman.

Calendario

Dos días. Dos días lleva 2013 vivo. Voy con un poco de retraso, lo sé, Pero no quería dejar pasar la oportunidad de contaros algunos aspectos en los que 2012 ha sido un año muy especial para mi.

Para empezar, fue el primer año completo en el que viví fuera de casa (y de casa de algún familiar), en un piso de estudiantes. La experiencia resultó genial, me sirvió para conocerme mejor a mí y para conocer a una gente maravillosa .Dáos por aludidos si es que leéis esto.

También fue el año en el que viví durante un periodo más o menos largo (unos dos meses) completamente solo. Era una experiencia que tenía ganas de probar, que en su momento resultó satisfactoria y que ahora mismo no tengo ganas de repetir, la verdad. Estoy demasiado a gusto con mi compañero de piso actual 🙂

Por otra parte, continué mi trabajo en Genbeta. De paso, pude conocer por fin a mis compañeros de trabajo y a mis jefes durante la gala de los Premios Xataka 2012. Y sí, hay una única fotografía que da fe de ello. Una muy buena experiencia del que, de paso, fue mi segundo viaje por mi cuenta. El primero también fue este año, cuando tuve el placer de visitar parte de los headquarters de Telefónica en Madrid.

Se me han presentado nuevos desafíos que no he rechazado, a costa de invertir en ello un poco más de tiempo libre. Pero, bueno, ya me conocéis. Si me paro, me aburro. Y es aburrido estar aburrido.

En lo meramente académico, bueno, el curso anterior acabí casi impecable y este curso tiene pinta de llevar una trayectoria un tanto distinta, sobre todo porque estamos sufriendo demasiado y porque apenas tenemos tiempo para nada. En febrero comentaré los resultados académicos, ahora mismo no me atrevo a decir nada.

Y en lo personal, bueno, solo una palabra. Corraleja. Mi gente sabe a lo que me refiero. Más unidos que nunca, y eso me encanta.

Por desgracia también ha sido un año en el que he tenido reveses bastante graves en el terreno personal y que no detallaré aquí porque, bueno, no es plan. Pero pese a haber sentido un dolor colosal no puedo sino, bueno, considerarlo una experiencia más de la vida. Tampoco ha sido el año que mejor salud he tenido, pero bueno, todo mejorará.

En definitiva, 2012 ha sido un año muy intenso. Emociones, experiencias, imágenes que jamás olvidaré. Espero que 2013 sea, como poco, semejante a 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.