Los pocos que me leéis habréis notado, quizá, que me he mostrado siempre ilusionado desde el apagón analógico con una mejora de la televisión en nuestro país. La Televisión Digital Terrestre, que nos hizo comprar decodificadores nuevos (hasta en dos ocasiones si queríamos disfrutar de alta definición) ha traido algunas ventajas técnicas a nuestros hogares.

16:9, alta definición, mejor calidad de imagen (a no ser que estés en una zona de mala cobertura, en cuyo caso píxeles del tamaño de uñas), subtítulos, versión original (en las cadenas que se dignan a ello: por ejemplo Friends no se emite en inglés en FDF).

Pero a nivel de cadenas estamos volviendo, como bien comentó Juan Polo hace unas semanas en VayaTele (a quien me permito tomarle prestada la imagen, por cierto), a 1990, a los inicios de emisiones de Telecinco, la primera y sosa Antena 3 y a Canal+. En 2011 en lugar de competir Antena 3 contra Telecinco compiten Antena 3 de Televisión contra Mediaset, y sus respectivos ejércitos de canales (Neox contra FDF, Nitro contra Xtra o como diantres vaya a llamarse el canal masculino de Telecinco, Nova contra Divinity/laSiete, Antena 3 contra Telecinco). En menor medida compite laSexta, pero comprenderéis que su caso es especial.

¿Es esto lo que queríamos y lo que debería ser nuestra televisión? ¿Tener el panorama televisivo dominado de nuevo por los dos grandes grupos mediáticos históricos, además de por el ente público? Apuestas como la de Intereconomía, dejando aparte su no-ética periodística, suponen al menos un revulsivo. Veo7 también, aunque ahora mismo se encuentre al borde de la desaparición (y no me extraña: por lo que leo no era raro el día que hacía un grandioso 0% de share). Y confieso que en el caso de Veo7 me da algo de pena, porque había programas que sí veía (y por ejemplo Trivial Pursuit, presentado por Silvia Jato, me parecía una apuesta grandiosa). ¿Cual será la próxima? Porque La 10, la cadena de Vocento lleva ya sin programación propia desde el 10 de junio.

Parece que los rumores apuntan a que Antena 3 acabe comprando el múltiplex de Veo7 (imagino que manteniendo la emisión de Disney Channel, AXN y 13Tv). Y lo siento, pero no me gusta. Os lo dice un reciente abonado a TV de pago que ahora al menos puede ver los canales de Chello.

Los medios de comunicación de masas deben contar con cadenas de distintas ideologías y líneas editoriales. La pluralidad se hace más que necesaria en un momento en el que la cantidad de información que obtenemos los ciudadanos se encuentra cada vez más polarizada: o buscamos más información o directamente hay quien la ignora y se queda viendo Sálvame. Dejando aparte la ficción que pueda emitir cada cadena: por ejemplo Antena 3 está haciendo los deberes con Neox, igual que Telecinco (o más bien Turner) con Boing.

Únete a la conversación

2 comentarios

    1. @Marc: cuidado. Tienen que seguir existiendo medios abiertos. Defiendo la condición de absoluta necesidad de medios públicos (al menos informativos), e ideológicamente independientes. RTVE [y me atrevo a decir incluso que también Euronews o algún otro medio internacional, como la BBC] es más que necesaria en España. De hecho me encantaría que Euronews pasara a emitirse en abierto por la TDT, al menos para suplir la falta de cadenas informativas de calidad (desde la marcha de CNN+).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.