Categorías
Posts antiguos

Entrevista a Wardog [redifusión]

Hace tiempo, cuando aún vivía  la primera generación del Macram’s Blog, le hice una entrevista a uno de los bloggers que más admiro. Hoy me decido a resacarla a la luz, dado que mucha gente sigue buscando esa entrevista y quiero que esté disponible sin necesidad de cachés ni nada similar.

Además aprovecho para sacarla ahora que estoy de exámenes y que no puedo actualizar con contenido de pseudocalidad. Dadle caña 😉

Yo: ¿Por qué Wardog y no Pepe, por poner un ejemplo?

Wardog: Cuando yo estaba estudiando, un buen día un compeñaro y amigo se llevó una copia de Quake II a clase para sobrellevar lo mejor que pudiésemos las aburridas clases de «Relaciones en el Entorno de Trabajo». El caso es que empezamos a echar partidas deathmatch ya no uno, sino toda la clase. Aquello era brutal. Poder meterle un bazookazo en la boca a tu profesora impunemente era una delicia.

Con tanta gente jugando, convendrás conmigo en que, o desarrollas una técnica propia o no te comes un rosco, y menos con Nightwolf pululando por allí, que es la cosa más bruta que me he encontrado.

Mi técnica era muy sencilla. Consistía en enganchar un arma contundente, como las supershotgun o el lanzacohetes, buscar un lugar alto y tirarme sin mirar para caer por sorpresa sobre el enemigo y desguazarlo. Nada de campear. Subir, saltar, matar, recuperar vida y volver a subir.

En poco tiempo la cosa fue dando sus frutos y consguía frags por un tubo. En el aula sólo se oía «¡Dios! ¡Que hijoputa! ¡Otra vez el perro! ¡Perroooo! ¡Más que perroooooo!». Supongo que llevar un muñequito de Snoopy ensagrentado tuvo muco que ver. Claro, tanto decirlo, tanto decirlo, al final ya me quité mi nombre real del juego y estrené mi nick: WarDog. Y desde entonces en internet soy Wardog.

Yo: ¿De donde vino la idea de crear el blog?

Wardog: Hace un montón de tiempo leía revistas hechas con Neobook que venían con los cds de Hot Shareware. Y había algunas con las que me tronchaba de la risa. Me gustaba el concepto, pero lo veía demasiado estático y demasiado poco interactivo. En aquellos tiempos internet era para mí algo muy lejano. Sin embargo me gustaba escribir y tenía y tengo una imaginación muy gráfica y calenturienta. Cuando me pedían que escribiese una historia para la clase de lengua y literatura escribía la mía y la de tres o cuatro compañeros por gusto. Además las vendía baratas. Y el problema era siempre ajustarme a las palabras que pedía el profesor. Pero nunca pensé en dedicarme a escribir porque no me considero buen escritor.

Luego tuve una temporada en la que no escribía más que código C y nada de literatura. Cosas que pasan. Pero cuando empecé a trabajar en Killminds no me podía creer que todo lo que me pasaba fuese real. Y sin embargo lo era. Sufría mucho, porque, aunque me propusiese no tenerlo en cuenta, las burradas que dicen mis lusers me ponen de mala hostia.
Cuando algo me cabrea y es una tontería, procuro sacarle punta y que me haga gracia, luego lo cuento y la gente suele reírse. Es algo que solía hacer mucho con mis amigos de Extremadura, de donde emigré. Nos juntábamos con unas cervezas y un paquete de tabaco a ver quién decía la burrada más gorda, o uno empezaba una historia y por turno teníamos que seguir hasta que las carcajadas no nos dejaban respirar. Y he de confesar que mis amigos son unos putos especialistas, mentes rápidas e ingeniosas.

De tanto sacarle punta a las cosas, al final, una amiga me dijo. «Tío, tú escribes un libro con estas chorradas y te haces famoso». Escribí un post de prueba y se lo mandé a Nightwolf para que lo leyese. Le gustó el tema y me animé a abrir el blog de Blogspot.

Yo: ¿Tus lusers leen tu blog?

Wardog: El Pequeño Pokémon Dorado sí sé de seguro que me lee. Y más de uno de la oficina estoy casi seguro que también porque me sueltan puyitas de cachondeo. Pero no importa porque son de los buenos. Además de eso, parece que hay como una especie de tradición en la empresa de que cuando uno se despide o le despiden de Killminds, siempre termina leyendo mi blog. Y no soy yo quien se lo dice, que es lo curioso.

Yo: ¿Windows, Mac, Linux, Solaris? VMWare no vale.

Wardog: Linux. Pero sin fanatismos ni hostias. Es un sistema operativo que me gusta, no por la cantidad de cosas que hace o pueda hacer, ni lo bonito o estable que sea. Me gusta porque tengo que estar constantemente aprendiendo a usarlo y cualquier cosa que necesites puedes modificarla o traducirla porque casi siempre puedes encontrar el código fuente.

Yo: ¿Usas Twitter, Jaiku, Pownce? ¿Facebook, Orkut, MySpace…?

Wardog: Pues no. No les veo la gracia. Yo quiero tener un blog, pues hala, tengo un blog. De lo que sí que tengo ganas es de hacer más cosillas para mi web. Pero eso es otra historia y deberá ser contada en su momento.

Yo: Si dejaras el empleo (intencionada o accidentalmente), ¿continuarías contando historias de lusers y BOFH?

Wardog: Por supuesto. Ahora que le he cogido el gustillo a esto de escribir de nuevo y tengo una audiencia que me lee y le gusta lo que lee, ¿cómo iba a dejarlo? De hecho quise hacerlo y casi me matan en casa… La verdad es que es alucinante lo que ha crecido este blog en los últimos tiempos. De apenas 20 ó 30 visitas en sus inicios hasta hoy, las cosas han cambiado muchísimo. De hecho sólo guardo en mi servidor el texto y el CSS y este mes he transferido 9GB de texto. Para mí eso es alucinante. y mucho más de lo que esperaba cuando empecé. Así que, aunque cambie mil veces de empleo, seguiré contando historias de BOFHs, reales o inventadas. Da lo mismo, porque siempre lo he dicho, lo que importa es que la gente se divierta. No creo que nadie en su sano juicio se pueda tomar este blog ni medio en serio porque ni el escritor es serio.

Yo: ¿Qué recomendarías a esas hordas de lusers que se hacinan en facultades de informática? ¿Y a las hordas de BOFH que se hacinan en facultades de derecho, biología, medicina y demás?

Wardog: Lo mismo que le digo a mi hermano, que está estudiando el muchacho para BOFH: aprende a aprender, es lo único que te va a servir en la vida. A mí me da bastante igual la titulación que tenga fulano o mengano. Me impresiona saber que ha terminado una carrera dificilísima de la leche. Ole sus huevos. Lo que yo valoro son las ganas de aprender y de buscar soluciones nuevas a problemas viejos; el no conformarse con una solución probada, sino investigar un poco más allá para ver si se puede mejorar.

A los lusers no les digo nada, ya van bien conforme van. La vida de un luser no depende de sí mismo, sino del azar. Más les vale no toparse con un BOFH. Si tienen la suerte de no toparse con uno, su vida laboral transcurre entre algodones y flota sin pena ni gloria a lo largo de las nóminas. Esta vida es así de ingrata, mirusté. Los tontos somos los demás.

Yo: Libre albedrío para despedirte. Amenazas, insultos, halagos, ruegos, anuncios y similares, todo aquí.

Wardog: Señores, señoras, gracias por leerme, gracias por el apoyo, por los piropos, por los insultos y por las cabezas de caballo. Sigan viniendo por mi humilde blog, que yo seguiré escribiendo mientras me queden neuronas y al menos un dedo funcional en cada mano.

Gracias a mi entrevistador por considerar que merece la pena entrevistarme (aún no se ha cumplido siquiera la profecía de mi amiga).

Y nada, que al carajo, señores. Y señoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.