Acetre – Arquitecturas Rayanas (2011)

Portada de Arquitecturas Rayanas

Tenía ganas de quitarme el mono de escribir sobre música, que hace mucho que no lo hago. Siempre dando mi opinión, claro está. Y no encuentro mejor disco sobre el que escribir que el último de una banda a la que tengo mucho cariño por seguirles desde hace cerca de diez años. Acetre lanzó sus Arquitecturas Rayanas hace un par de meses y hasta ahora no he sacado algo de tiempo para contaros qué me ha parecido, al menos con una breve nota en este mi humilde blog. Según palabras de José Tomás Sousa es algo bien parecido a una visita guiada por Extremadura pero sin salir de vuestra habitación. Así podemos visitar los puentes que unen Badajoz con Portugal, podemos conocer la historia del Mercader de Zafra, podemos asistir y sentir cómo estamos presenciando la vendimia en Almendralejo o visitar la casa más animada, la de Mosés. Asistimos al renacimiento musical de cada uno de los componentes de la banda, que ha dado un pasito más fusionando el folklore tradicional extremeño y luso con otros estilos tan dispares como la tarantela, naciendo temas como

Perantella, una auténtica fiesta que no deja de recordarnos a otros temas de la banda como Hierba Loba (publicado en Dehesario). También asistimos al renacimiento de una nueva vocalista, Ana Jiménez, natural de Cáceres que demuestra canción tras canción, junto con Ana Márquez, la excelente calidad vocal de la que podemos disfrutar.

Todos los cortes del álbum merecen al menos una escucha porque cada uno aporta cosas distintas (quizá no tan novedosas como cabría esperar, pero igualmente excelentes), y me permito destacar algunos: As Pontes, que en directo mejora lo que parece inmejorable en un tema realmente bueno; El Mercader de Zafra, una historia que ya conocía pero que ha cobrado nuevas dimensiones con esta adaptación a manos de la banda; la Alborada de Ahigal, un tema que va un paso más allá en cuanto a innovación en el estilo que la banda ha llevado desde Canto de Gamusinos (o al menos eso pienso yo); Vendimia, un tema que realmente pone los pelos de punta (y no soy el único que lo dice); La Casa de Mosés y Perantella por ser auténticas fiestas (y por irradiar una fuerza descomunal en directo, junto con el Canto de Bodas de Sierra de Fuentes), y Ataecina en el Trampal, que podemos decir que se autodescribe.

Si os dáis cuenta he destacado prácticamente todo el disco, y no porque los otros temas sean peores ni nada parecido, sino por ser los que más me han llamado la atencón, sobre todo, a nivel técnico. Además si una cosa podemos destacar de la banda es que permite acercar la música tradicional extremeña a públicos no iniciados en ella o a gente a la que no le atrae; lo hacen de una manera muy asequible pero manteniendo siempre una elegancia y una calidad como músicos, sobre todo en directo, sobresaliente. Arquitecturas Rayanas es, en conjunto, un disco que merece la pena si no tener, al menos escuchar y no una vez.

Arquitecturas Rayanas | Escuchar en Spotify | Comprar en iTunes | Comprar físico en la Web de la banda | Comprar en Amazon.es

Acetre | Web oficial | Last.FM | MySpace

Únete a la conversación

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.