Todos tenemos un grupo icono de nuestro pasado, de nuestra adolescencia. Y en mi caso ese grupo es Mägo de Oz (lo escribo con umlaut y todo). Aunque se empeñen en decir que hacen folk rock, heavy metal o incluso metal experimental (y en ocasiones se han acercado), la verdad es que tienen un sonido muy reconocible y muy característico.

Y estos días son noticia en el mundillo por haber lanzado Finisterra Ópera Rock, un disco en el que han vuelto a grabar todos los temas de su mítico disco Finisterra, lanzado en el 2000 en otro sello discográfico y que sin duda está en el recuerdo de todos los que hemos escuchado alguna vez a este grupo. Por lo menos podríamos decir que todos conocen la Fiesta Pagana, aunque sea de las verbenas de las fiestas de verano de los pueblos.

Aunque una de las cosas que más me gustaba del Finisterra original, el anterior, es el detalle de que me dé la sensación de que estoy allí mismo escuchando cómo tocan la música, con un sonido ligeramente garagero y que en esta regrabación se ha limpiado quizá en exceso. Soy incapaz, por ejemplo, de escuchar Hasta que el cuerpo aguante sin suspirar de nostalgia.

Las colaboraciones son un acierto (dos de Leo Jiménez, una de Walter Giardino, otra de Tony Menguiano -quien no tengo claro si sigue siendo corista de Mägo de Oz o no-, Carlos Escobedo, Diana Navarro y Pilar Jurado forman parte de un plantel de colaboradores casi inmejorable. Echo de menos algunas voces habituales de discos pasados como Victor García o Tete Novoa.

Aunque es inevitable escucharlo sin comparar la interpretación de Zeta con la de Jose Andrea, su cantante anterior. Hay algunas que han mejorado (La Cruz de Santiago, Los Renglones Torcidos de Dios, Kelpie o Astaroth), pero en otras no lo tengo tan claro.

Con cantante nuevo o sin él, Mägo de Oz es mi grupo de la adolescencia. Y no es un guilty pleasure: no me siento nada guilty por escucharlo cada vez que tengo ocasión y plantarme la trilogía Gaia del tirón. Aunque ahora me dedicaré más a escuchar este disco que los anteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.