Hasta siempre, Windows Phone

No es ningún secreto que, durante mucho tiempo, he utilizado móviles Windows Phone. Y tampoco es ningún secreto que, durante el tiempo que los utilicé, fui bastante feliz: conseguía hacer con ellos todo lo que le pedía a un móvil, con una experiencia realmente satisfactoria. Y de hecho mi madre y mi hermano aún hoy utilizan teléfonos con Windows 10 Mobile, y no quieren otro.

Por eso no deja de darme un poco de pena el anuncio de hace unas semanas en el que Microsoft ponía el penúltimo clavo en el ataúd de Windows Phone. Clavos que ha ido poniendo también la propia Microsoft año tras año, y que han ido repasando cada uno de los fabricantes que en algún momento apostaron por esa plataforma (el último, HP, que era el último que quedaba).

Continuar leyendo “Hasta siempre, Windows Phone”

Nokia X2: ¿dónde demonios encaja?

Esta mañana se ha presentado el Nokia X2, la segunda generación de móviles Android de Nokia. Aunque lo más llamativo es que este móvil se ha presentado cuando ese trozo de Nokia ya era parte de Microsoft. De hecho no deja de ser curioso leer la nota de prensa en el sitio de Microsoft y ver que plantean la “posibilidad de ejecutar aplicaciones Android” como una de las principales ventajas del dispositivo.

La cuestión, como comentaba por Twitter hace un rato, es que no entiendo en qué parte de la estrategia de Microsoft está lanzar móviles con Android, cuando ya han tenido que levantar Windows Phone desde cero (y les está costando horrores llegar a la tercera posición en muchos mercados). Obviamente no van a abandonar Windows Phone por esa plataforma de Nokia (pero de la Nokia comprada por Microsoft), sobre todo si buscan convergencia.

Si todo el proyecto relacionado con Nokia X fuera “un marrón” que se ha encontrado Microsoft, habrían descontinuado el proyecto y tratado de empujar más fuertemente a los usuarios de Nokia X a Windows Phone. Pero no parece ser el caso: al fin y al cabo han seguido. Imagino que para Microsoft tendrá sentido atraer usuarios a su ecosistema de servicios (OneDrive, Office, Outlook.com), pero no entiendo la necesidad de mantener un fork de AOSP para ello (al fin y al cabo las aplicaciones están disponibles en Google Play).

Las especificaciones del Nokia X2, además, tampoco son moco de pavo. No es un gama alta pero para un teléfono que va a venderse a 120 euros están bastante bien, superando en ciertos casos las del Nokia Lumia 630. Un procesador Snapdragon S4 Play (importante: no es un Snapdragon de última generación, por lo que su precio no es el mismo) dual core a 1,2GHz, 1GB de RAM y 4GB de memoria interna. El Lumia 630 tiene un Snapdragon 400 (más reciente), 512MB de RAM y 8GB de memoria interna. Las pantallas son semejantes en resolución, tamaño y tecnología. Aunque el Nokia X2 incluye tanto un flash LED como una cámara frontal.

Claro que también podría tener sentido: ese fork de AOSP puede no estar tan optimizado para hardware de bajo rendimiento como Windows Phone. No he tenido el gusto de tocar un Nokia X. Si alguien me ilustra, soy todo ojos.

Actualizar Windows Phone a GDR2 (Amber) sin mensaje de error 801882e8

Si tenéis un Lumia y habéis intentado actualizarlo, probablemente hayáis recibido un mensaje de error diciendo que “no puede abrirse el paquete” o algo así. El código de error es 801882e8.

La razón es que no tiene suficiente memoria interna para descomprimir el paquete de actualización. El sistema necesita entre 500 y 600 megabytes para almacenar el paquete comprimido, y más o menos el mismo espacio para poder descomprimirlo.

La solución es fácil pero no es obvia. Liberad memoria en el teléfono hasta tener 1,2 gigabytes libres, y volved a lanzar la actualización. Ya debería funcionar sin ningún problema.