Nokia MD-12

Nokia MD-12

Me han hecho llegar hoy el Nokia MD-12, un altavoz Bluetooth que, puedo anticipar, voy a disfrutar mucho. Es un altavoz: realmente no cuenta con demasiadas funciones, pero sí que debo reconocer que lo que hace, lo hace de maravilla.

Basta ver el embalaje, en el que lo primero que vemos es el propio altavoz, para reconocer el espíritu de la antigua Nokia. De hecho, aunque el altavoz fue presentado hace muy poco, cuando Nokia ya era parte de Microsoft, todavía incluye el logo de la antigua empresa.

Sus conexiones inalámbricas son simples: el altavoz cuenta con Bluetooth 3.0 para realizar la comunicación entre el móvil, tableta o PC, así como una zona en el lateral del altavoz con soporte NFC para realizar el emparejamiento con móviles y tabletas que cuenten con esta tecnología. Es realmente rápido y cómodo: he probado con un Lumia 925 y ha bastado acercar el móvil al lateral derecho del altavoz para realizar la conexión de manera fácil e indolora.

Si el móvil no cuenta con NFC basta dejar pulsado el botón frontal para poner el altavoz en modo visible, y así conectarlo con el PC, el móvil o la tableta buscando el dispositivo. Una vez conectado basta reproducir música, como si usáramos otros auriculares.Y si queremos utilizarlo con un dispositivo que no tiene Bluetooth basta con conectarlo con un cable de jack de 3,5 milímetros. La batería promete quince horas de autonomía que no he tenido tiempo de utilizar, que cargaremos mediante un cable microUSB cualquiera.

El altavoz da un sonido realmente potente y unos bajos muy profundos; tan profundos que si dejas el altavoz en la mesa es bastante probable que vibre. Por ello cuenta con una base de goma, para amortiguarlo. Un tip: la base está imantada, y si lo ponéis en la caja de un ordenador, una puerta de acero o un microondas veréis cómo los bajos se amplifican. También vale si lo ponéis encima de un mueble cualquiera, aunque si está cerrado (como una cajonera, por ejemplo), mejor.

No hay más botones en el altavoz, por lo que no podemos ajustar el volumen desde él, debiendo hacerlo desde el móvil. También es, por cierto, un dispositivo ideal para tener en el escritorio y usarlo como manos libres; basta pulsar el botón cuando nos estén llamando para cogerlo y utilizar el micrófono integrado en el propio manos libres.

El modelo de altavoz del que yo dispongo es el Nokia MD-12 blanco. Aunque hay modelos en verde, en naranja (que es el de la foto) y en amarillo, haciendo juego con los Lumia.

Sí. Este artículo también tiene enlaces de afiliado.

Nokia 108

Mi padre hoy está estrenando móvil. Le hemos comprado un Nokia 108, un feature phone de los que ya apenas se ven por las calles pero en los que Nokia sigue siendo rey, y con razón. Es un teléfono que por apenas 30 euros (con gastos de envío) da lo que muchos buscan: un teléfono que permita llamar, recibir llamadas, y que tenga de extras una linterna, un reproductor de MP3 básico y radio FM. La cámara ni la menciono.

No os voy a mentir: no es un teléfono que yo tendría o que yo podría utilizar. Tengo otras necesidades. Pero mi padre utiliza el teléfono básicamente para llamar y disponer de su música en una tarjeta SD (que además puede ser de hasta 32GB; la que yo le he puesto es de 8 y le basta y le sobra). Además, promete cerca de un mes de batería en espera que se pueden traducir en entre una y dos semanas de uso ocasional (podéis revisar sus especificaciones), lo cual tampoco es una cifra despreciable. Cuenta con Bluetooth, pero parece que no tiene perfil para audio multimedia, sino que únicamente podemos utilizarlo para transferir archivos o como manos libres para llamadas. También permite utilizarlo para algo que Nokia llama Slam, que parece una forma de agilizar el envío de contenido por Bluetooth entre teléfonos Nokia detectando proximidad y que no ha salido de la gama Asha.

Únicamente le veo una desventaja (que para mí sería fatal): únicamente cuenta con dos conexiones alámbricas, una para los auriculares (estándares, minijack de 3,5mm) y otra para el cargador, que no es microUSB. Para cargar la música además únicamente parece que tenemos dos opciones: usar Bluetooth para transferir las canciones, o cargar la microSD en un adaptador y, con él, conectarlo al ordenador. Un feature phone no compite por especificaciones ni por funcionalidad: lo compramos para lo que lo compramos, y para eso cumplen todos. Y el Nokia 108 lo hace genial. Lo demás son añadidos.

30€ cuesta el teléfono, incluyendo en el paquete el cargador, el manos libres estándar de Nokia y una tarjeta SD de 4Gb. Y por cierto, sigue teniendo el juego de la serpiente y el Nokia Tune. Fieles a sus raíces hasta el final.

He puesto un par de enlaces de afiliado a Amazon en este post. Espero que no os importe. 😉

Nokia X2: ¿dónde demonios encaja?

Esta mañana se ha presentado el Nokia X2, la segunda generación de móviles Android de Nokia. Aunque lo más llamativo es que este móvil se ha presentado cuando ese trozo de Nokia ya era parte de Microsoft. De hecho no deja de ser curioso leer la nota de prensa en el sitio de Microsoft y ver que plantean la “posibilidad de ejecutar aplicaciones Android” como una de las principales ventajas del dispositivo.

La cuestión, como comentaba por Twitter hace un rato, es que no entiendo en qué parte de la estrategia de Microsoft está lanzar móviles con Android, cuando ya han tenido que levantar Windows Phone desde cero (y les está costando horrores llegar a la tercera posición en muchos mercados). Obviamente no van a abandonar Windows Phone por esa plataforma de Nokia (pero de la Nokia comprada por Microsoft), sobre todo si buscan convergencia.

Si todo el proyecto relacionado con Nokia X fuera “un marrón” que se ha encontrado Microsoft, habrían descontinuado el proyecto y tratado de empujar más fuertemente a los usuarios de Nokia X a Windows Phone. Pero no parece ser el caso: al fin y al cabo han seguido. Imagino que para Microsoft tendrá sentido atraer usuarios a su ecosistema de servicios (OneDrive, Office, Outlook.com), pero no entiendo la necesidad de mantener un fork de AOSP para ello (al fin y al cabo las aplicaciones están disponibles en Google Play).

Las especificaciones del Nokia X2, además, tampoco son moco de pavo. No es un gama alta pero para un teléfono que va a venderse a 120 euros están bastante bien, superando en ciertos casos las del Nokia Lumia 630. Un procesador Snapdragon S4 Play (importante: no es un Snapdragon de última generación, por lo que su precio no es el mismo) dual core a 1,2GHz, 1GB de RAM y 4GB de memoria interna. El Lumia 630 tiene un Snapdragon 400 (más reciente), 512MB de RAM y 8GB de memoria interna. Las pantallas son semejantes en resolución, tamaño y tecnología. Aunque el Nokia X2 incluye tanto un flash LED como una cámara frontal.

Claro que también podría tener sentido: ese fork de AOSP puede no estar tan optimizado para hardware de bajo rendimiento como Windows Phone. No he tenido el gusto de tocar un Nokia X. Si alguien me ilustra, soy todo ojos.