Hasta siempre, Windows Phone

No es ningún secreto que, durante mucho tiempo, he utilizado móviles Windows Phone. Y tampoco es ningún secreto que, durante el tiempo que los utilicé, fui bastante feliz: conseguía hacer con ellos todo lo que le pedía a un móvil, con una experiencia realmente satisfactoria. Y de hecho mi madre y mi hermano aún hoy utilizan teléfonos con Windows 10 Mobile, y no quieren otro.

Por eso no deja de darme un poco de pena el anuncio de hace unas semanas en el que Microsoft ponía el penúltimo clavo en el ataúd de Windows Phone. Clavos que ha ido poniendo también la propia Microsoft año tras año, y que han ido repasando cada uno de los fabricantes que en algún momento apostaron por esa plataforma (el último, HP, que era el último que quedaba).

Continuar leyendo “Hasta siempre, Windows Phone”

.NET como tecnología transplataforma: Microsoft hace lo correcto

Durante mucho tiempo ha sido posible desarrollar aplicaciones utilizando .NET, una tecnología con branding horroroso desarrollada por Microsoft. Estas aplicaciones podrían funcionar en prácticamente cualquier plataforma, aunque Microsoft únicamente ofrecía herramientas para ejecutarlas en Windows, Windows Phone, Windows Mobile y demás sistemas de la compañía. Fue el Proyecto Mono de Ximian el que empezó a permitir portar estas aplicaciones a otras plataformas.

Microsoft ya comenzó a liberar parte del stack de .NET hace unos meses, pero hoy ha anunciado que la totalidad del stack del framework será software libre. De paso, han lanzado Visual Studio 2013 Community Edition, con la misma extensibilidad que sus compañeros “profesionales” (y al mismo coste monetario que la versión Express de Visual Studio), y añadiendo la posibilidad de realizar desarrollos multiplataforma (o transplataforma).

No quiero hacer el gurú con lo que esto puede suponer para la plataforma .NET, pero sí que veo una gran ventaja para Microsoft: ofrecer su tecnología al mundo para que puedan utilizarla libremente (y teniendo en cuenta lo permisivo de la licencia que han utilizado para liberarlo) implica una mayor potencial comunidad de desarrolladores utilizándola, lo que puede revertir en más aplicaciones dentro del propio ecosistema de Microsoft. También implica que la tecnología de Microsoft podrá ejecutarse nativamente en plataformas que no son de Microsoft, por lo que estos se verán beneficiados por aplicaciones ya existentes (y que pueden hacer que las empresas empiecen a decantarse por otras plataformas en lugar de Windows, dicho sea de paso).

Sea lo que sea, es buena noticia tanto para la actual comunidad de desarolladores como para el mundo de la tecnología en general. .NET es una buena tecnología y es muy utilizada en todo el mundo. Más información en el blog de S. Somasegar y en el de Miguel de Icaza.