¿Qué cambiaríais en el servicio de autobús de Cáceres?

Vamos a ser totalmente claros. Cáceres es una ciudad muy pequeña en número de habitantes (cercano a los cien mil) pero que, en relación a ellos, tiene una extensión enorme. Por tanto, utilizar el servicio de transporte público (que, como he mencionado en alguna ocasión, no debe dar beneficio, de manera que el dinero que “sobre” debe destinarse a comprar más coches, renovar los antiguos y a abaratar las tarifas) es casi obligatorio en ciertos momentos del día y para hacer ciertas rutas que hacemos muchos.

Por ejemplo, para bajar a la Universidad, que parece dar la impresión de estar fuera, incluso, del municipio. La gente, por otra parte, se queja de ver pasar autobuses vacíos o casi vacíos, y es algo que ocurre en muchos momentos del día. Está claro que reformar las líneas de autobús urbano de Cáceres, que parecen hechas sumando parches y cosiéndolos entre sí, es prioritario. Y me parece buen momento para hacerlo, ahora que va a convocarse un nuevo concurso para la empresa que se encargue de ello.

En su momento esbocé, en una cena con mi compañero Luis María, una propuesta que ya era bastante similar a la que ha presentado recientemente el equipo municipal del PSOE. Me voy a permitir mencionar algunos puntos que, desde mi punto de vista como usuario habitual del servicio, deberían mejorar.

En lugar de tener diez líneas troncales que atraviesen barrios periféricos y hagan rutas de recorrido y duración estratosférica, considero más importante tener autobuses con rutas más cortas, mayor frecuencia y que tengan como punto en común una parada en el centro. Por ejemplo, alguien que quiera moverse de Aldea Moret al centro de la ciudad, podrá hacerlo sin problema. Alguien que quiera ir de Aldea Moret a, por ejemplo, Mejostilla, ya tendría que hacer un transbordo. Sería válido siempre que se aumentara la frecuencia de paso (es decir, siempre que los autobuses de esa línea pasaran cada 15-20 minutos en horas punta, 30-40 en horas valle).

Debido a esto debería introducirse un billete con un precio sensiblemente mayor que permitiría tomar los autobuses que quisiéramos durante un tiempo determinado. Integrándose con el sistema actual de tarjetas, bastaría con que los lectores no decrementaran el saldo disponible cuando la última modificación sea reciente. Sería un abono necesariamente distinto al que está en funcionamiento ahora mismo, aunque podría compartir tarjeta.

Además, sería necesario introducir un sistema de información automático que permitiera saber con certeza cuánto queda para que pase el próximo autobús. Quizá sería demasiado pedir que cada parada de autobús tuviera una pantalla de tinta electrónica indicando cuánto queda para que pase por ahí el próximo autobús de cada línea, como está en muchas marquesinas de Madrid. Pero implementar un sistema accesible vía Web desde nuestro smartphone no tendría un coste desproporcionado para la empresa.

Estos dos puntos implicarían transformar líneas. Por ejemplo:

  • La L9 se dividiría en dos, con una frecuencia de paso de 45 minutos en horas valle y 20 minutos en horas punta, sobre todo entradas y salidas del trabajo. La L9a se encargaría de hacer recorrido entre Cáceres el Viejo y Múltiples (o la Plaza de América), mientras que la L9b haría el trayecto entre Múltiples/Plaza de América y Los Castellanos/Macondo. Además, así se podría aprovechar para dar servicio a zonas de Cáceres que están levemente incomunicadas, como el R-66.
  • La línea 8, más de lo mismo: L8a que diera servicio desde la zona alta del barrio de la Mejostilla hasta el centro, y la L8b que diera servicio desde el centro hasta la zona de
  • La línea 3 debería ampliarse hasta dar servicio al nuevo Hospital, cuando se abra. Pero la LC no debe modificarse añadiendo paradas que no sirven a quienes no van al Campus Universitario.

Los autobuses deberían ajustar su frecuencia en función de la cantidad de usuarios observados. Me parece especialmente interesante el artículo de Ecomovilidad Madrid en el que explican cómo se estudia la demanda del transporte público. Hay momentos del día en el que los autobuses son impracticables: a nadie le gusta ir hacinado.

Pongo un ejemplo concreto. Esa es la situación en la que viajamos los usuarios de la línea LC a las 8 de la mañana, o los que vuelven a las 14:30 (coincidiendo con la salida de los alumnos del Instituto Universidad Laboral). No veo necesario añadir líneas parche como es la línea Refuerzo Campus: bastaría con duplicar el número de coches que circulen a esas horas, reduciendo la frecuencia de 10 a 5 minutos. Con hacerlo de 7:45 a 8:45 y de 13:45 a 14:45, de lunes a viernes y únicamente durante el periodo lectivo, sería suficiente.

Con respecto a las líneas de Refuerzo, no veo necesario tener unas cuantas líneas (como había antes) que replicaran parcialmente el recorrido de la LC y que simplemente añadieran un barrio (como era la línea Refuerzo Mejostilla). Si se introdujera el abono que admitiera transbordo gratuito y los autobuses, en hora punta, pasaran más frecuentemente, no sería necesario introducir este tipo de líneas parche.

Para terminar, un detalle. Las líneas nocturnas no sólo no deben suprimirse, sino que deberían reforzarse para evitar que la gente que saliera de fiesta moviera el coche y tuviera accidentes. Aunque el precio de esos billetes sea superior (siempre que repercutiera en calidad del servicio).

Si queréis, podemos compartir vuestras propuestas por los comentarios de este post. No os cortéis. Lo mismo alguien del Ayuntamiento llega a esta página y nos tiene en cuenta. La imagen superior, por cierto, es de Entropía, con licencia Creative Commons 2.0 BY-SA-NC.

Nuevos recortes en el servicio de bus urbano de Cáceres

Ayer mismo entraron en vigor nuevos recortes en el servicio de transporte urbano de la ciudad de Cáceres. Ya opiné cuando se aprobaron los recortes anteriores, que afectaron a (entre otras) las líneas 3 y 6, sobre todo de los barrios periféricos de la zona este de la ciudad. En aquel momento los ví más o menos convenientes; ahora tengo un único pensamiento: se han pasado de la raya. Imagen por Guadalupe Gómez.

Nuevos recortes en las líneas de bus urbano de Cáceres. En esta ocasión los cambios afectan a prácticamente todas las líneas, exceptuando las líneas L3, L6 y LC. ¿Qué motivación tienen? Ahorrar un total de 600000€ en un servicio que dicen que es deficitario.

Voy a dejar al margen el debate de si este servicio puede o no puede ser deficitario; lo que sí tengo más que claro es que empeorar el servicio solo acelerará la hemorragia que tiene el servicio, que ya perdió muchos usuarios cuando elevó los precios de todos los tipos de billete.

¿Qué cambios han tenido lugar?

  • Nueva línea 40, ruta desde el Edificio Múltiples a Valdesalor, entrando (o al menos pasando por) Ceres Golf y al CEFOT. Cuatro viajes (9, 14, 15 y 20 horas a la ida, y media hora después la vuelta; los sábados solo un servicio a las 10:30, y sin servicio los domingos).
  • Línea 4 que ya no pasa por Ceres Golf, CEFOT ni Valdesalir, frecuencia de paso de 40 minutos en lugar de los 30.
  • RC que pasa cada 24 minutos, sin servicios desde Plaza de Toros ni desde la Mejostilla.
  • L1 que pasa cada 16 minutos por las tardes de días laborables, servicio hasta el edificio Embarcadero y Río Tinto; vuelve a haber parada en la C/Ródano.
  • L2 que pasa cada 14 minutos a partir de las 15h los días laborables.
  • L7 que pasa cada 30 minutos a partir de las 14:30 de los días laborables.
  • Líneas nocturnas que únicamente tienen servicio los sábados.
  • Líneas al Recinto Ferial que desaparecen salvo en grandes eventos y por indicación del Ayuntamiento de Cáceres.
  • Rincón de Ballesteros que solo tendrá servicio los miércoles no festivos.

¿A qué consecuencias directas podemos encontrarnos?

Por poner algunos ejemplos:

  • Gente que no pueda llegar a tiempo a sus trabajos, sobre todo si viven en barrios periféricos como Cáceres el Viejo, Mejostilla o Aldea Moret.
  • Estudiantes que viven en el enorme barrio de Mejostilla que tienen que tomar transbordo obligatoriamente para coger un autobús que lleve al Campus Universitario, con la molestia y el mayor gasto que supone para todos.
  • Mayor número de accidentes de tráfico en el trayecto entre Cáceres y su Recinto Ferial; la gente va a seguir yéndose allí de fiesta y eliminar el servicio de transporte público sólo conseguirá que la gente acabe yendo, pero en su propio coche o andando.
  • Municipios que quedan aislados los fines de semana, como es el núcleo de Valdesalor (Entidad Local Menor dependiente del municipio de Cáceres, con 620 habitantes).

La alcaldesa Nevado dice que “no podemos permitirnos el lujo de tener circulando autobuses vacíos”, y como usuario más que habitual del servicio de autobuses urbanos de Cáceres puedo estar hasta de acuerdo con ella. Es habitual ver circulando por las calles de la ciudad, sobre todo a media mañana, autobuses sin apenas viajeros. Y no es la primera vez que tomo un bus en el que vamos, básicamente, el conductor y yo.

Lo que tampoco podemos permitirnos es expulsar a los usuarios, excluirlos de utilizar de un servicio que debe tener una ciudad tan extensa como Cáceres y que ya hoy no funciona del todo bien. Subir los precios de cada viaje, reducir la frecuencia de paso de los coches y hacer que haya zonas todavía aisladas para realizar ciertos trayectos (o que intente alguien ir desde la zona del puente de San Francisco al Campus Universitario, o desde Cáceres el Viejo a la Estación de Autobuses, por poner algunos ejemplos, sin realizar transbordos) no hace sino restar usuarios a un servicio que, si estuviera optimizado, permitiría que el tráfico de la ciudad fuera mucho más fluido de lo que es.

Espero que desde el consistorio local se piensen mejor estos recortes y, quizá, se atrevan a replantear radicalente el modo en que están dispuestas las rutas de autobús urbano de la ciudad. Creo que es más que necesario.

Homenaje a Cáceres de Acetre – 25 de enero de 2013 (Cáceres)

Tenía pendiente escribir una entrada sobre el último concierto de Acetre al que asistí, el mes pasado casi. El otro día Víctor me lo recordó amablemente, así que, bueno, aquí está. Sé que teóricamente no debería haber hecho fotografías dentro del teatro, pero vi que todo el mundo lo hacía, así que no me preocupé especialmente por ello. No me matéis por el encuadre ni la calidad: solo tenía el móvil a mano.

acetre-cc-2013

Un mes hace que vi este concierto, y todavía no había hablado de él. Acetre dio el pasado 25 de enero un concierto en el Gran Teatro de Cáceres con un motto claro: homenaje a Cáceres como provincia. Y si comienzo por la conclusión, puedo decir que el resultado fue, como de costumbre, magnífico.

A estas alturas no recuerdo el setlist completo (debí haber tomado notas, lo sé) pero sí que recuerdo que interpretaron, por ejemplo, un medley con algunos de los temas que recogieron en Cedillo (A Rola y O Pedreiro, por ejemplo) que encandiló al público, que tocaron (como no podía ser de otra manera) toreras del norte de Extremadura y que Víctor se atrevió, incluso, a tocar la flauta y el tamboril; algo que según dijeron en el propio concierto hizo ex profeso para ese par de actuaciones (también la llevaron llevarán al Teatro López de Ayala de Badajoz hace no demasiado tiempo el próximo 16 de marzo).

622803_386634198091373_420200096_oNo puedo olvidar, por supuesto, que interpretaron la versión más elegante del Redoble que he escuchado nunca. Y es que tendría delito que no hubieran tocado la canción tradicional más representativa de la provincia en un concierto homenaje a ella. Tampoco olvidaron sus temas más representativos y pegadizos (Gamusinos, El Paso del Zahorí, Yeyitu-Vira o Taberna).

Por la parte que tengo más arraigada a mi pueblo eché de menos que interpretaran el Romance de Novios (¡es de mi pueblo, qué demonios, y me habría encantado que lo interpretaran, sobre todo viendo la magnífica adaptación que hicieron hace no mucho!), pero comprendo que el concierto duró más de dos horas y que tenían que recortar repertorio, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que han recogido a lo largo de estos más de treinta y cinco años que llevan de carrera.

Una lástima que, debido a comprar la semana con muy poca antelación (apenas una semana antes de la cita) me tocara anfiteatro, dado que no pude disfrutar de las magníficas fotografías que se iban proyectando en el escenario. Sea lo que sea, no lo dudéis, disfruté de la actuación como un enano. Como hago siempre y como siempre me hacen disfrutar.

Aprobados los recortes en bus urbano de Cáceres: ¿han hecho mal?

Hoy se han aprobado diversas medidas relacionadas con el servicio de transporte urbano de Cáceres, ciudad donde resido (como bien sabéis los ahora cuatro lectores de esta humilde bitácora). Podemos resumirlas en una palabra: recortes aunque sin ser excesivamente drásticos. Más información en el diario Hoy.

Quede primero patente un detalle: yo siempre consideré que Cáceres está relativamente bien comunicada mediante autobuses urbanos. Prácticamente ninguna zona queda desatendida y los autobuses pasan con una frecuencia razonable. Las líneas nocturnas de jueves, viernes y sábado también cubren buena parte de la ciudad y ahorran a más de uno mover el coche de su aparcamiento para salir de fiesta.

Lo que también consideré siempre, y lo estuve discutiendo el otro día con mi amigo Luis María, es que las líneas de autobús de Cáceres merecen y requieren de un buen replanteamiento, no sólo para reducir costes sino para no desperdiciar recursos. Es habitual ver pasar autobuses totalmente vacíos en horas distintas a la entrada y la salida de los colegios e institutos.

Cambios que se producen

  • Línea 6 (el microbús) deja de ser circular, deja de pasar por San Blas y ahora llega hasta el Residencial Universidad. ¿Sigue dando servicio a San Marquino? Tan pronto me entere aviso.
  • Línea 3 deja de subir al Residencial Universidad, para en la rotonda inferior.
  • Líneas 1, 2, 7 y 9 verán reducida la frecuencia de paso de vehículos los sábados por la mañana (pasa a equipararse a la del sábado por la tarde: respectivamente, un vehículo cada 20, 20, 30 y 30 minutos).
  • La línea 4 pasará por Ceres Golf una vez cada 60 minutos.
  • Se suprime una de las dos líneas nocturnas: habrá un único vehículo que cubra ambas rutas, con una frecuencia de paso de 90 minutos.

Interesante mencionar que en la fuente (el diario Hoy) habla de equiparar la frecuencia de las lineas 1, 2, 7 y 9 con la del sábado por la tarde, domingo y festivos; esta frecuencia no siempre coincide (por ejemplo, la línea 2, que va de la Mejostilla hasta el Barrio del Espíritu Santo, pasa cada 20 minutos los sábados por la tarde, y cada 30 los domingos y festivos). Lo pregunto y actualizo la información cuando me entere.

La opinión: me parece lógico y coherente

Yo, sinceramente, no estoy en desacuerdo con estas modificaciones en las líneas (que por otra parte no son inminentes). Como digo, es habitual ver autobuses vacíos o con muy pocos viajeros. Y estoy de acuerdo con el que el servicio de bus urbano es precisamente eso, un servicio, y como tal no tiene por qué tener superávit (y si lo tiene debería invertirse en mejorar los vehículos), pero en estos tiempos sí es cierto que hay que racionalizar los servicios para evitar gastar inútilmente.

En este caso puedo aceptar estas modificaciones siempre que no dejemos sin servicio o con un servicio inútil a alguna zona (que no es el caso: tan sólo se deja de dar servicio a San Blas con la línea 6, siendo San Blas una barriada que tiene acceso a L2, L3 y L8 a dos pasos, sin contar con las líneas exprés que van hacia y desde el campus universitario).

Aunque dejo dos reflexiones en el aire. La primera: ¿notaremos en el ya congestionado tráfico de la ciudad un aumento de coches en circulación, o la gente preferirá ir a pie (en vista de que Bicici, el servicio de bicing de la ciudad, está un tanto en el aire, con las bicicletas recogidas y las bases apagadas)?

Y la segunda: ¿veremos algún día cambios de verdad en la manera de movernos por la ciudad, una verdadera razón para usar el transporte urbano (y no vale el no tener coche)? ¿Quizá un sistema como el que se planteó para Vigo, priorizando el tráfico del transporte urbano? ¿Quizá un carril bus?

Actualización: me dice David que estas modificaciones, junto a la subida del billete sencillo a 1€ (de los abonos no han dicho nada), se aprobarán por mayoría el jueves y entrarán en vigor a partir del 1 de mayo.

Enlaces de interés

Imagen | iCorrellero