Rapidshare cierra; ¿a alguien le sorprende?

Os voy a ser sincero: cuando he visto esta noticia en Genbeta en la que anuncia el cierre de Rapidshare he pensado, casi automáticamente, «lo que no puedo creer es que siguiera abierto». Rapidshare era uno de esos sitios de almacenaje de archivos que era para lo que era, para el tipo de archivo que era y para el tipo de descargas que era.

No puede colar como un sitio Web de copias de seguridad o para almacenar archivos personales, aunque en los últimos tiempos fuera lo que intentara. También lo intentó MEGA (después del cierre de  Megaupload digno de película de acción norteamericana), y prácticamente nadie parece utilizarlo para ello. En Commit Strip lo ilustran muy bien.

No voy a decir que me alegro de que cierre Rapidshare; si os soy sincero ni me va ni me viene, máxime cuando se trata de una decisión aparentemente empresarial (aunque, eso sí, después de soportar poco menos que asedio por parte de las autoridades y acabar siendo el más restrictivo de los cyberlockers).

Hoy un profesor me lo dejó muy claro: en Internet todo se cuenta en años de perro. Rapidshare llegó a ser una de las 50 páginas más visitadas de Internet, y seguro que durante mucho tiempo seguirás viendo a lo largo de Internet enlaces a archivos que alguna vez estuvieron almacenados allí, que el 31 de marzo dejarán de estar definitivamente disponibles (si es que aún funcionaban). Buen recopilatorio de su historia en TorrentFreak.

Únete a la conversación

2 comentarios

    1. Yo tuve una cuenta en Megaupload. Pagué por tres meses y lo cerraron dos meses y medio antes de que acabara. Mega no se ha hecho responsable de la pérdida de esos dos meses y medio de mi dinero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.