Mi odisea con Orange: doble reducción de velocidad no anunciada en ninguna parte (I)

¿De verdad hace falta que lo explique?

Esta mañana dio comienzo mi dura odisea con Orange. Digo dura odisea porque, sinceramente, preveo que voy a litigar demasiado con ellos. Y yo pienso que tengo la razón. Os explico los precedentes en este texto.

Lo primero de todo: en julio de 2011 cancelo una portabilidad de Orange (de quien soy cliente desde que llevo con móvil; ¿siete años?) a Yoigo (con una BlackBerry 9300 de por medio; era joven y alocado, como podéis imaginar) a cambio del mismo dispositivo y un descuento en la factura (durante un año; ya no es efectivo). Elijo como tarifa de datos (a la que ya no quiero renunciar) el Módulo Internet Ahorro, a sabiendas de que es caro. 8€/mes por 100MB a velocidad HSDPA y, según me informa la comercial, megas ilimitados a 128kbps. Yo, en aquel momento, me lo creo.

El tiempo pasa, yo veo que hay algo que no funciona del todo bien pero lo achaco a la no-cobertura de mi pueblo. Además, siempre que tuve BlackBerry estuve navegando a velocidad GPRS (suficiente para el push-mail y genial para ahorrar baterías). El caso es que, hace unos días, leo por ahí que Orange aplica limitaciones secundarias a las tarifas de datos. Yo ando con la mosca detrás de la oreja; voy a mi área de clientes y no hay nada reflejado. En ese momento dí por supuesto que se aplicaba únicamente a tarifas Delfín (ya sabéis, bonos de minutos + bonos de datos). Craso error.

Esta mañana observo, en mi nuevo Nokia Lumia (ya os explicaré con detalle el tema de Nokia), que no logro conectarme a Internet si no es con WiFi. Dado que tuve que cambiar de SIM (los Lumia utilizan micro SIM; tarjeta que, dicho sea de paso, Orange no facilita si no hay pago de 5€ en la tienda), llamo al 470 para cerciorarme de que todo está correcto. Me atiende si no recuerdo mal Estrella, de acento a primer oído argentino, y tras unos minutos a la espera (y preguntarme dónde vivo, cosa que me parece harto curiosa)  me dice que había tenido una mala configuración en su parte del sistema, que me lo ha arreglado ya y que por favor reinicie el aparato.

Recordando lo que leí en GSMSpain le pregunto acerca de esos límites, y me dice, atención, que “se navega sin límites de velocidad durante los primeros 100MB, luego se limita a 128kbps durante otros 100MB, luego se limita a 64kbps durante otros 100MB y luego se limita a 32kbps”. Yo me cabreo, le digo que a mí no se me indicó eso cuando contraté mi tarifa y que si se cambiaron las condiciones no me lo avisaron cuando debieron haberlo hecho. Me prometió que un superior suyo me llamaría; estaré esperando la llamada (y os contaré el contenido en un segundo post; de ahí que marque este como “primero”). Ella me pidió disculpas en nombre de la compañía por la mala venta; qué menos. Y no le hablé peor porque estaba recién levantado.

Detalles curiosos: en GSMSpain dicen varias cosas; la primera, que los límites adicionales los realiza un sistema de forma automática y no es sino para garantizar la calidad del servicio (discurso barato), y que a veces se queda pillado y por eso los 32kbps. La segunda, que lo de los varios tramos de velocidad es falso. El caso es que es algo que, por lo visto, no es de ahora, pero que se ha agudizado en los últimos tiempos.

El detalle más curioso: como dije antes cuando yo lo contraté la bajada de velocidad era a 128kbps. Si contrataras hoy ese módulo verías reducida tu velocidad de navegación tras 100MB a máxima velocidad, según dicen, a 64kbps. Solo decir que daré hasta el martes para que reciba información por parte de Orange. En caso de no recibir llamada o mensaje suyo haré lo que dicen en este post en GSMSpain. Por cierto, ¿se consideraría incumplimiento de contrato?

4 opiniones en “Mi odisea con Orange: doble reducción de velocidad no anunciada en ninguna parte (I)”

  1. Yo solamente se lo que estudié en mi módulo en FP, y es que lo que está escrito en el contrato es SAGRADO. Si no se cumple es incumplimiento fáctico de contrato, sin discusión posible. Podrías largarte sin que tengas que pagar penalización

    1. No obstante la táctica esta en que las condiciones tarifarias no suelen estar incluidas en el contrato. Lo leí hace tiempo. El contrato habla de unas ciertas tarifas pero jamás incluye sus condiciones en él, de manera que pueden cambiar la tarifa sin perder clientes a mansalva.

      También añado que sí, puedo irme, pero tengo que pagar lo que me quede de subvención de la puñetera BlackBerry del año pasado. Que yo sepa la subvención del móvil no va incluida en el juego, ¿no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *