¿Qué cambiaríais en el servicio de autobús de Cáceres?

Vamos a ser totalmente claros. Cáceres es una ciudad muy pequeña en número de habitantes (cercano a los cien mil) pero que, en relación a ellos, tiene una extensión enorme. Por tanto, utilizar el servicio de transporte público (que, como he mencionado en alguna ocasión, no debe dar beneficio, de manera que el dinero que “sobre” debe destinarse a comprar más coches, renovar los antiguos y a abaratar las tarifas) es casi obligatorio en ciertos momentos del día y para hacer ciertas rutas que hacemos muchos.

Por ejemplo, para bajar a la Universidad, que parece dar la impresión de estar fuera, incluso, del municipio. La gente, por otra parte, se queja de ver pasar autobuses vacíos o casi vacíos, y es algo que ocurre en muchos momentos del día. Está claro que reformar las líneas de autobús urbano de Cáceres, que parecen hechas sumando parches y cosiéndolos entre sí, es prioritario. Y me parece buen momento para hacerlo, ahora que va a convocarse un nuevo concurso para la empresa que se encargue de ello.

En su momento esbocé, en una cena con mi compañero Luis María, una propuesta que ya era bastante similar a la que ha presentado recientemente el equipo municipal del PSOE. Me voy a permitir mencionar algunos puntos que, desde mi punto de vista como usuario habitual del servicio, deberían mejorar.

En lugar de tener diez líneas troncales que atraviesen barrios periféricos y hagan rutas de recorrido y duración estratosférica, considero más importante tener autobuses con rutas más cortas, mayor frecuencia y que tengan como punto en común una parada en el centro. Por ejemplo, alguien que quiera moverse de Aldea Moret al centro de la ciudad, podrá hacerlo sin problema. Alguien que quiera ir de Aldea Moret a, por ejemplo, Mejostilla, ya tendría que hacer un transbordo. Sería válido siempre que se aumentara la frecuencia de paso (es decir, siempre que los autobuses de esa línea pasaran cada 15-20 minutos en horas punta, 30-40 en horas valle).

Debido a esto debería introducirse un billete con un precio sensiblemente mayor que permitiría tomar los autobuses que quisiéramos durante un tiempo determinado. Integrándose con el sistema actual de tarjetas, bastaría con que los lectores no decrementaran el saldo disponible cuando la última modificación sea reciente. Sería un abono necesariamente distinto al que está en funcionamiento ahora mismo, aunque podría compartir tarjeta.

Además, sería necesario introducir un sistema de información automático que permitiera saber con certeza cuánto queda para que pase el próximo autobús. Quizá sería demasiado pedir que cada parada de autobús tuviera una pantalla de tinta electrónica indicando cuánto queda para que pase por ahí el próximo autobús de cada línea, como está en muchas marquesinas de Madrid. Pero implementar un sistema accesible vía Web desde nuestro smartphone no tendría un coste desproporcionado para la empresa.

Estos dos puntos implicarían transformar líneas. Por ejemplo:

  • La L9 se dividiría en dos, con una frecuencia de paso de 45 minutos en horas valle y 20 minutos en horas punta, sobre todo entradas y salidas del trabajo. La L9a se encargaría de hacer recorrido entre Cáceres el Viejo y Múltiples (o la Plaza de América), mientras que la L9b haría el trayecto entre Múltiples/Plaza de América y Los Castellanos/Macondo. Además, así se podría aprovechar para dar servicio a zonas de Cáceres que están levemente incomunicadas, como el R-66.
  • La línea 8, más de lo mismo: L8a que diera servicio desde la zona alta del barrio de la Mejostilla hasta el centro, y la L8b que diera servicio desde el centro hasta la zona de
  • La línea 3 debería ampliarse hasta dar servicio al nuevo Hospital, cuando se abra. Pero la LC no debe modificarse añadiendo paradas que no sirven a quienes no van al Campus Universitario.

Los autobuses deberían ajustar su frecuencia en función de la cantidad de usuarios observados. Me parece especialmente interesante el artículo de Ecomovilidad Madrid en el que explican cómo se estudia la demanda del transporte público. Hay momentos del día en el que los autobuses son impracticables: a nadie le gusta ir hacinado.

Pongo un ejemplo concreto. Esa es la situación en la que viajamos los usuarios de la línea LC a las 8 de la mañana, o los que vuelven a las 14:30 (coincidiendo con la salida de los alumnos del Instituto Universidad Laboral). No veo necesario añadir líneas parche como es la línea Refuerzo Campus: bastaría con duplicar el número de coches que circulen a esas horas, reduciendo la frecuencia de 10 a 5 minutos. Con hacerlo de 7:45 a 8:45 y de 13:45 a 14:45, de lunes a viernes y únicamente durante el periodo lectivo, sería suficiente.

Con respecto a las líneas de Refuerzo, no veo necesario tener unas cuantas líneas (como había antes) que replicaran parcialmente el recorrido de la LC y que simplemente añadieran un barrio (como era la línea Refuerzo Mejostilla). Si se introdujera el abono que admitiera transbordo gratuito y los autobuses, en hora punta, pasaran más frecuentemente, no sería necesario introducir este tipo de líneas parche.

Para terminar, un detalle. Las líneas nocturnas no sólo no deben suprimirse, sino que deberían reforzarse para evitar que la gente que saliera de fiesta moviera el coche y tuviera accidentes. Aunque el precio de esos billetes sea superior (siempre que repercutiera en calidad del servicio).

Si queréis, podemos compartir vuestras propuestas por los comentarios de este post. No os cortéis. Lo mismo alguien del Ayuntamiento llega a esta página y nos tiene en cuenta. La imagen superior, por cierto, es de Entropía, con licencia Creative Commons 2.0 BY-SA-NC.

11 thoughts on “¿Qué cambiaríais en el servicio de autobús de Cáceres?

  1. Referido al tema de la linea 8 (que por cierto falta un linea que se habrá suprimido), creo que si ya la Mejostilla cuenta con la linea 2 y si aumentamos parcialmente el transito con la linea 9 dividida, esa linea 8a sobraría, y la dejaría en solo la parte 8b añadiéndole algún paso como Casa Plata, puesto que deberías ser la 7 y no la 9 la que recorriese mas parte del sector R-66.

    La linea 9 aceptaría la división si en la parte Castellanos se le añadiera un una parada en el Junquillo, pues a pesar de que aun no es un barrio muy habitado no cuentan ni de servicio publico como tal ni de una mínima acera con el barrio contiguo o “Carrefour”, literalmente solo se puede ir en coche o “jugandotela” como ya he visto por la calzada madres con carritos.

    Conforme con todo lo demás, Saludos.

    • Muchas gracias por tu comentario, Miguel. Es de agradecer que haya propuestas ciudadanas, aunque no sean formales, para mejorar nuestros servicios públicos.

      Coincido en tu consideración sobre la línea que hipotéticamente llamé 8a. Realmente eran ideas que se me ocurrieron mientras escribía.

      Buenas noches, y de nuevo, gracias por tu comentario.

  2. Que dejen de ser lineas y empiezen a ser círculos.
    Es una vergüenza que si coges el autobúss 2 paradas antes del fin de la linea tengas que bajarte y volver a subir. NO tiene ningún sentido

    • Todo un honor tenerte por aquí, Oyabun :)

      En Valencia funcionan así, quien compre un billete (en la parada que sea) tiene derecho a hacer el recorrido que quiera, siempre que se baje una parada antes de aquella en la que montó.

        • Vamos a ser claros. No creo que nadie tenga interés en pasarse el día montado en una línea de autobús dando vueltas. Y si existe, no creo que suponga una pérdida ni un trastorno para el servicio normal de bus urbano.

  3. Al cambio que han realizado lo único que modificaría yo es que la línea 9 antes bajaba hasta Cáceres el Viejo y es la única que llega al Carrefour y al Eroski desde estas zonas, al modificarle el recorrido han dejado colgada a toda la parte de Cáceres desde la plaza de toros, donde yo vivo, hasta todo Cáceres el Viejo,lo cual no me parece muy normal ya que es una línea que va siempre llena.

    • Esos cambios son muy recientes, Guadalupe. Tan recientes que llevan apenas dos semanas activos.

      La cuestión es: la línea va siempre llena (cosa que yo tampoco he visto, la verdad), ¿pero hasta dónde? Habría que ver exactamente qué uso hacía la gente de Cáceres el Viejo de la línea 9, porque si la mayoría de la gente se bajaba en Múltiples…

      Por otra parte, hay que decir que a cambio, la frecuencia ha aumentado en días de diario (aunque ha disminuido en fin de semana). Ahora los autobuses salen cada veinte minutos en días de diario, y cada cuarenta en fin de semana y festivos.

      Con lo mismo, también escuece un poco que la línea 8 ahora no baje hasta la Mejostilla.

Deja un comentario