Dos años

En el momento de publicarse este post estaré cumpliendo exactamente dos años (sea con una hora de margen, no recuerdo el retraso que tuvo el autobús) desde que me mudé a Madrid.

Me vine con dos maletas y una mochila y, sinceramente, no pensaba que iba a aguantar ni un mes, ni mucho menos un año. Y aquí estoy escribiendo esto, dos años después, en la misma habitación a la que entré con esas dos maletas.

Con dos años de experiencias en la capital bastante agridulces pero satisfactorias en todo caso. Con muchos viajes y conciertos a la espalda.

Muchos cafés tomados, muchas cañas probadas, muchos trenes cogidos a tiempo (y alguno perdido). No mucha parranda pero sí mucha fiesta. Muchas cosas aprendidas tanto en Deloitte como en Tecnilógica Liquid Squad. Y las que me quedan por aprender todavía.

Mis nuevos bolígrafos preferidos

Si alguno de los que leéis esto me conoce un poco, sabrá que me gusta mucho la papelería. Puedo pasarme horas mirando libretas Moleskine o Leuchtturm (particularmente las de puntos, ahora que estoy empezando a adoptar bullet journal para organizarme en el trabajo).

Podéis meterme en un Carlin o una tienda Folder (o un simple Tiger) y que para mí podría ser como si fuera Navidad permanente. Es más, por puro fetichismo podría llegar a comprarme un legal pad amarillo como los de las películas americanas, a pesar de que sabría perfectamente de pasaría muchos años metido en una caja esperando a ser estrenado.

Pero tan importantes son los cuadernos como importantes son los bolígrafos con los que escribir.

Continuar leyendo “Mis nuevos bolígrafos preferidos”

Mi primera cámara digital

Este fin de semana ha aparecido en mi dormitorio la que fue mi primera cámara digital. Recuerdo que la compré en eBay, de segunda mano, por 40€ o algo así.

Viéndola hoy, si os soy sincero, me pregunto cómo era posible para mí utilizar ese dispositivo para hacer fotografías. Aun así, eso sí, la mitad de mi perfil en Tuenti (apuf) se llenó con fotografías de esta cámara.

Continuar leyendo “Mi primera cámara digital”